lunes 31 de octubre de 2022 - 12:00 AM

¿Guerra civil?

xxx

La reforma política y tributaria planteada por el gobierno del Pacto Histórico están revolviéndole las entrañas a una parte del país porque, por moderadas que sean, irritan a un sector de empresarios y políticos que puede llevar en este “tire y afloje” a una carrera ciega hacía la catástrofe. Una parte de los que siempre se han beneficiado de alguna manera del Estado no aceptan todavía el triunfo del presidente Gustavo Petro y sus fuerzas políticas, por lo que están incitando a la población a sublevarse. Pero este camino puede complicar todas las cosas y conducirnos, como en la España de la guerra civil, a un conflicto brutal y cruel en la que triunfó “El Caudillo”. Estos “líderes” que ahora casi piden sangre y guerra pueden conducir a cometer una serie de errores con daños irreparables.

Ese juego en “nombre de la democracia” puede tornarse peligroso, llevándonos a un enfrentamiento que llenaría otra vez los campos y ríos de muertos. No es una revolución lo que se plantea desde el Gobierno, sino una serie de reformas necesarias que, en el debate, se han ido matizando. No hay reforma que deje a todos contentos.

Hablan de cambios todos los viejos y nuevos partidos, pero quieren solo ángeles y paraísos divinos. Hablan de cambiar el país, pero no dejan que nada se mueva. Lo contrario sería una dictadura. Como no la hay, toca compartir poder y construir una Colombia con menos miseria y con menos hambre. ¿Cómo, si no es con una reforma agraria, se remedia la miseria en los campos y los campesinos colombianos?

Solo faltaría en este salpicón el terrorismo de extrema derecha y de extrema izquierda que levanta cada día nuevos adeptos. Se repetirían entonces frases como: “hay que sabotear fabricas” como en la España de la preguerra y se verán en los paisajes colombianos otra vez infamias como las hubo en la guerra partidista y luego la del narcotráfico. También tenemos que evitar acabar como en la España de la postguerra recogiendo de la basura comida y gritando como ese coronel que decía: “España necesita pan, más pan”. Hay que pensar mucho y buscar la salud de Colombia. No hagamos gestos que tengan consecuencias irreversibles y nos enfrenten una vez más. Paz y más paz necesita el país además, de “pan y más pan”.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad