lunes 27 de abril de 2009 - 10:00 AM

¿Cambia el poder?

Cambia al que llega al poder que generalmente es transitorio, lo cambia dice Maquiavelo porque el poder puede madurar al que lo tiene o lo convierte en un tirano en nombre de Dios, de los hombres, de los hijos, del capricho, de la ambición, del porvenir, de la nada.

Cambió Napoleón, ese corso que pasó dificultades, aguantó hambre y fue despreciado por muchos que lo veían como un 'loco, un lunático', que una vez llegó al poder, a Cónsul y luego al imperio, no se acordó ya de sus amigos, de los pobres que vivieron con él. Cambió Stalin, cambiaron los Papas, cambió Franco, cambió el doctor Francia en el Paraguay, se hizo más cruel con sus enemigos y con los ricos que eran los únicos que estaban en las cárceles.
Cambió Perón, cambió el presidente Uribe, que prometió cerrar el Congreso que sobrevive con solo unos pocos que la parapolítica no ha tocado, porque todo lo que toca lo vuelve añicos, lo vuelve peste. Cambió Uribe porque no fue capaz de llegar la reforma política que incluía la 'silla vacía'. Hubiera logrado con esa reforma que el Congreso se autorregulara, pero no tuvo esa audacia que tiene para otras cosas.

¿El poder siempre miente? ¿El político siempre miente? Unos dicen que la mentira es inherente al poder y a la política. Lo cree mucha gente desde filósofos hasta el mismo pueblo o los filósofos del pueblo. Pero la mentira dicen otros es consustancial al ser humano, para soportarse, para poder convivir, para no matarse, para soportarnos. ¿Será una virtud política el no mentir? En cualquier caso, el número de personas que dicen lo que piensan, cada día es menor, cada día son menos los que dicen la verdad así sea tribuno, dictador, caudillo o rey.

Al poder le gusta el lujo, le fascina. Evita se vestía con todas la joyas y costosos vestidos porque creía que al pueblo, a sus descamisados, les gustaba parecerse a ella. Lo otro que le gusta al poder es el silencio, no hay rey, no hay emperador, presidente cuyo silencio no le agrade a las masas. La distancia creen los hace más respetables, más temidos. No decían que Juan Vicente Gómez echaba a rodar el rumor de su muerte para después matar a los que celebraban.

Por último, ¿hace el poder feliz al que lo utiliza? Un mafioso italiano, dijo: 'Es mejor el poder que follar' Ahí está la respuesta, la clave de por qué mata el poder, por qué se aferra, por qué quiere continuar, por qué quiere perpetuarse en nombre de la igualdad, la fraternidad, la democracia, el pueblo raso que no entiende de esas cosas de señores.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad