lunes 01 de diciembre de 2008 - 10:00 AM

¿Movimiento estudiantil?

Si lo que pasó en la Universidad Industrial de Santander fue el movimiento estudiantil, entonces ese movimiento no vale la pena, y no vale la pena porque destruir los elementos de trabajo y las oficinas, es tan retrogrado y reaccionario como lo que dicen 'atacar'.

Es además dañino y nefasto contra la Universidad, donde debe existir el pluralismo y no dictaduras ideológicas de grupúsculos que generan violencia e imponen su régimen de terror a los demás estudiantes, que permanecen pasivos ante el avance de esta violencia que no tiene justificación.

¿O tiene justificación? Nadie lo cree, excepto los grupúsculos que imponen el terror a como dé lugar y logran cerrar la Universidad porque la destruyen.

Acaban su propio hogar, el lugar sagrado donde reciben conocimiento y se forman muchos estudiantes de escasos recursos que logran entrar a la Universidad pública, que normalmente es exigente con sus alumnos y los profesores generalmente están preparados para impartir educación, generalmente, pero los grupúsculos no entienden eso y acusan en su pensamiento reaccionario a la Universidad de burguesa, excluyente, etc., etc. Discursos repetidos, cansados, fatigantes, de los mismos estudiantes pálidos de tanta abstinencia, de tanto sacrificio que les exige su nueva religión que castiga al que tiene sentido crítico, que lo exige todo,' sin tregua, sin vacilación.

Desgasta y abruma sin asomo de piedad'. No le basta a estos promotores de la nueva religión (que ya está vieja y cansada), esos fieles pálidos y llorones que vaticinan el cambio del mundo, la venida del mundo nuevo, donde unos siguen encima de otros.

Generalmente estos estudiantes no discuten, se imponen con su autoritarismo, con su discurso de terror y 'papas bombas' que reparten por doquier y contra la Policía, contra los edificios, contra los muebles contra todo, porque: 'hay que destruir la Universidad burguesa'... bla, bla, bla.

La UIS es una Universidad que nos pertenece a todos, no solamente a ellos, los 'encapuchados' que lastiman el concepto de Universidad libre, pluralista, no infiltrada de politiquería, si de política, que debe discutir como se discutía en la Edad Media en las Universidades: sobre Dios, sobre el poder de los reyes, sobre la religión, sobre el destino del hombre, sobre los pobres de la tierra, sobre la danza, sobre el goce, sobre la muerte, sobre la felicidad y sobre la vida misma. La violencia se va tomando todo, hasta los hospitales, donde médicos como ese médico Páez, amenaza con golpear a todos. Bravucones.
La libertad es crecer y crear, no destruir así Bakunin hubiera dicho que la 'Destrucción es también una pasión creadora'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad