lunes 04 de diciembre de 2023 - 12:05 AM

Donaldo Ortiz Latorre

La ciudad destrozada

La ciudad, nuestra Bucaramanga, va a quedar como está quedando Gaza con los bombardeos israelíes, que solo dejan ruinas y muertos (¿quién no se conmueve al ver niños mutilados?). Exagerando un poco, vemos una ciudad, si la caminamos, con parques inconclusos que no alcanzarán a terminar antes de la gloriosa despedida de este alcalde viajero. De paso nos gustaría saber ¿qué propuesta llevaban a la cumbre del clima de Dubái? ¿Qué proyecto incluyeron ante el Banco Mundial para ayudar a la ciudad porque entendemos que la comitiva de “amigos” fue llevada con todo pago por nuestros impuestos? ¿Bailarían cumbia con los jeques? ¿Es importante saber qué proyecto que beneficie a la ciudad llevaron para salvar el agua de la ciudad y el Río de Oro, convertido en una cloaca que ningún gobernante ha atendido. Ni han atendido con seriedad las basuras que se tiran de gobierno a gobierno sin dar una salida real al Carrasco. ¿Es tan difícil diseñar una estrategia con todo el desarrollo tecnológico implementado en el mundo para lograr definitivamente una solución que alivie a la ciudad?

Este alcalde, además, va a despedir a su grupo de asesores llenos de vanidad y de protagonismo vacío, con una fiesta por lo “alto” para condecorarse mutuamente y reírse de nosotros por tolerar sus desfachateces.

Nos gustaría saber qué nos entregará el grupo de empalme, qué nos mostrará del Acueducto, del gobierno corporativo, de la contratación del mismo, de la Secretaría de Tránsito y sus semáforos inservibles regalados y cuyo negocio costó 1.800 millones de pesos. Qué nos contarán de la Secretaría de Cultura que destruye el patrimonio material como el Domo, donado por la colonia sirio libanesa que llegó a la ciudad y la hizo suya. ¿Quién dispone de estos monumentos y cuál es el criterio para destruirlos? ¿Quién autoriza y qué hicieron los sabios de la Secretaría de Cultura que al parecer se volvió como en otras épocas el centro de repartija de los concejales para que apoyen las nuevas secretarías y los 63 cargos que inventó el alcalde?

¿Qué nos informarán sobre la contratación en Salud, Vivienda e Infraestructura cuyos funcionarios se molestan porque preguntamos y opinamos, como el señor de tránsito que nos llama payasos cuando todos sabemos que la ciudad nos es de ellos?

Faltan 27 días para que acabe este desgobierno de la rumba como la que se ve en “cuadra picha”.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad