lunes 10 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Los hoteles

Cuenta el escritor español Vicent, que hay en Nueva York un hotel, el Chelsea, donde existe una placa que recuerda que allí fue arrebatado el poeta Dylan Thomas por un delirium tremens después de una fiesta y de allí fue llevado al hospital, donde murió tres días después, el 4 de noviembre de 1953.

Fue su última visita a ese hotel con su amante Liz Reitell. Su cadáver fue devuelto a Gales, Inglaterra, y durante el entierro su mujer Caitlin bailó sobre el féretro en venganza. En aquella fiesta en el hotel Chelsea, el poeta galés antes de morir pronunció estas palabras: 'Me he tomado 18 whiskys de un trago y creo que esto es un récord'. Después de eso entregó su alma a la posteridad.

En ese mismo hotel Sid Vicius, apuñaló a su novia Nancy Spungen el 12 de octubre de 1978. En ese hotel, la diva del teatro Sara Bernhardt dormía durante el día en un féretro que usaba de cama. Allí murió también el pintor Alphaeus Cole a los 112 años, el ser más longevo del mundo en su tiempo. Desde allí el autor vio una tarde, salir de una alcantarilla un hombre rata. No era un mendigo, sino uno de esos seres que viven entre las cañerías del subsuelo en Nueva York, a 30 metros por debajo de los túneles más profundos del metro. Como aquí que hemos vistos emerger de las cañerías donde duermen y hacen el amor y los hijos seres humanos que no conocen otras vidas.

Allí también en ese hotel de Nueva York, Dorothy Parker terminó por vivir en una suite donde sus amantes entraban y salían como una oficina de correos. Ningún hotel ha concentrado tanto loco como ese. Mark Twain, allí también escribió Arthur Miller, entre la bohemia más intensa que se pueda imaginar. Hasta Sastre y su 'inseparable' Simone Beauvior pasaron por allí.

Es un edificio de ladrillo a la vista donde el cliente toma un carácter de inquilino. 'De hecho una llega al vestíbulo, con las paredes cubiertas de cuadros que dejaron allí algunos pintores como forma de pago, y la sensación es que allí no hay dueño'.

Aquí, en Bucaramanga, el único hotel parecido al Chelsea, es el Hotel de Siempre, que regenta el escritor Joaquín Bretón y donde pasan y pasan seres que dejan su energía y su sabiduría o como el Hotel Príncipe. No envidiamos a nadie, ni a la capital del mundo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad