lunes 03 de mayo de 2010 - 10:00 AM

Los sueños

A cualquier edad, ser joven consiste en gozar de una salud aceptable y tener proyectos, muchos proyectos. Pero ser joven de verdad es tener además sueños. Ahora corren sueños de renovación en esa juventud, que no ama la política (o la politiquería), que quiere participar en la creación del país y de su realidad, porque tiene derecho a renovar y a creer en sus sueños, sus propios sueños.

Ser joven a cualquier edad consiste en creer que se puede ser héroe sin necesidad de someterse a una dieta de pepitas de calabaza para perder buche. Incluso cuando se es muy viejo (pero, con espíritu joven), uno tiene todavía grandes cosas qué hacer. Por ejemplo, morirse o, en su defecto, subir al Himalaya para no quedarse plantado a esperar. No, ese espíritu joven, quiere integrarse con esa juventud que busca renovar su presente y su futuro con alegría, con entereza, con honestidad, con ánimo de derrotar los demonios que nos han acompañado durante tanto tiempo y que no hemos podido expulsar porque cuando se ha intentado, mueren (o mejor, los matan) y quedan esas aspiraciones en el subconsciente de la nación, sin formas de expresarse. Los atlantes fueron unos héroes mitológicos que con sus propios brazos separaron el cielo de la tierra, lo elevaron a la estratosfera y todavía lo sostienen sobre sus espaldas. Frente a ese mito, la máxima hazaña que puede hoy realizar cualquiera consiste en cargar con el horizonte, como si se tratara de un decorado de teatro, y montarlo un poco más allá, siempre a corta distancia, y ante él representar la obra de su propia vida simulando las más altas pasiones. En eso están los jóvenes, creando su propio y posible horizonte y en eso está medio país, empujando el horizonte. Analizando las propuestas de cada candidato, porque no es sólo pasión (o lo que se cree pasión), lo que mueve es también la razón de aportar al desarrollo de un país que han repartido por generaciones para nada, le apostamos al desarrollo y al respeto, le apostamos a la legalidad y a la solidaridad, le apostamos a la decencia, le apostamos a la justicia y a la lucha contra el terrorismo, le apostamos a Mockus.

Basta con pegar la nariz al horizonte para que te conviertas en un joven lleno de hazañas.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad