lunes 20 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Nuestros candidatos a la Alcaldía I

Algunos independientes o simulando serlo, recogen firmas, mientras que otros hacen cola en partidos burocratizados.

Son muchos y casi todos buscan los “huevitos” de Rodolfo. Dicen que son más de 29 candidatos, de los cuales apenas dos son mujeres. Algunos independientes o simulando serlo, recogen firmas, mientras que otros hacen cola en los partidos burocratizados y alejados de la realidad para que les den un aval. Por ahora les han dicho poco a los ciudadanos.

Sergio Isnardo Muñoz, tiene hoja de vida, tiene formación académica. Ya se lanzó de candidato a la Alcaldía hace cuatro años con el aval del Mais. Su paso por el gobierno de Richard Aguilar y su Contrato Plan, que gastó millones en los acueductos de Vélez y Los Santos sin ningún resultado, lo persigue.

Juan Carlos Cárdenas es una buena persona pero no expresa nada. Un hombre técnico al que en la política no se le nota cómodo. Y encima le toca hacer lo que le digan. Preparado, pero con cultura extractivista. Ojalá su defensa del Páramo le dure.

Sergio Prada, odontólogo de prestigio, honesto. Busca el aval de los Verdes. Es una persona seria, que está preparándose para gobernar está ciudad difícil. Tiene hoja de vida. Toma en serio los temas de ciudad y los trabaja a profundidad. Ojalá el Partido Verde lo escoja para poder así escuchar sus propuestas.

Carlos Sotomonte, licenciado el literatura, preparado y convincente. No hace cola para avales en los partidos, sino en los buses y en la calle. Ha ido armando un equipo de gente inteligente y con lista propia al Concejo. Renueva el ejercicio de la política.

Ludwing Mantilla, lo atormenta su pasado con la politiquería. No lo conozco, pero está tratando de conseguir el aval del Partido Verde. Siempre ha andado de la mano de los políticos tradicionales. No entiende uno porque estuvo en el gabinete del actual Alcalde.

Miguel Ángel Pedraza, de lejos es un buen candidato, abogado, decente, honesto. Escogió un camino difícil con un partido que no le propone nada al país. Con esa imagen a Miguel Ángel le toca doble trabajo, convencer a un partido burocratizado que busca solo puestos y lleno de mañas y convencer, además, a la ciudad.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad