lunes 16 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Se está trabajando

xxx

La ciudad tiene sus propios desafíos, que deben “comprenderse desde la multiplicidad de sus causas”, con algunas variables que los hacen más difícil de enfrentar variables como la migración y la corrupción.

Ciertamente, hay muchas maneras de enfrentar tanta problemática como el microtráfico, la inseguridad o el desempleo, que lleva a la pobreza de 23 millones de colombianos. Con todo, lo más importante es alcanzar una reactivación económica general y por medio de inversión pública garantizar a los más marginados de la ciudad una vida digna. No es fácil superar estas dificultades sin trabajo colectivo y sin proyectos productivos. También debemos invertir en energías renovables: ayudarnos de la energía solar y en algunos casos de la eólica y aprovechar los terrenos del municipio que rodean la ciudad para implementar huertas y cultivos de pancoger, sembrar árboles frutales (insistimos en ello para los niños), y experimentar nuevos modelos de educación más integral y más acorde con los tiempos que corren.

El Alcalde ha cumplido su palabra defendiendo a Santurbán. Esta defensa también debe continuarse con herramientas jurídicas para acabar de implementar su defensa en medio de este cambio climático. Desde la Alcaldía se ha visto al agua como “recurso fundamental para el bienestar de la ciudad y sus habitantes”. Pero además, la Fundación del Acueducto Metropolitano, debe trabajar en la comunidad de Soto Norte desarrollando proyectos productivos y que estimulen la agricultura tan olvidada en una región que fue agrícola y debería seguir siéndolo. Por eso hay molinos.

Reconocer con generosidad que hay 700 obras en marcha y están pendientes 200 proyectos más, se están interviniendo edificios emblemáticos como la casa de Custodio García Rovira, el Teatro Peralta, la Casa Búho y la casa de Luis Carlos Galán. La ciudad se está transformando con esfuerzos que se deben valorar, se están invirtiendo más de 927.900 millones. Se ha invertido mucho en educación con la reconstrucción de colegios emblemáticos como el Inem, Dámaso Zapata y el colegio Santander, así como en la recuperación de la malla vial que ayudarán a celebrar los 400 años. Los parques como el Solón Wilches, está mostrando otra cara de la ciudad y sus sitios de ocio, mirar las estrellas con tranquilidad a través de los árboles. Todo eso merece resaltarse.

* Recomendación: dejar una gran escultura que celebre los 400 años y que se vuelva un referente como ha sido la “Gorda” de Botero que Fernando Vargas trajo a la ciudad.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad