martes 15 de septiembre de 2009 - 10:00 AM

90 años de información

Realmente La Vanguardia Liberal de antaño ha sido el vehículo que nos ha dejado el testimonio escrito de todos los acontecimientos de nuestra época. Hace 52 años llegamos como aficionados al periodismo y aquí nos quedamos. Somos testigos de los adelantos tecnológicos que ha tenido el diario de los bumangueses.

Añoramos con nostalgia aquella sede que sirvió por muchos años como espacio administrativo y de talleres.  Era una casona acondicionada en la que se trabajaba con afecto porque su dueño era poseedor de dones especiales. Galvis Galvis fue un hombre de excepcional simpatía y caballerosidad.  Desde el primer momento transmitía lo que hoy llaman 'química'.  En cuanto a nosotros, nos dejó una huella imborrable por su afecto y don de gente.

Cuando Alejandro, su hijo mayor se encargó de los negocios periodísticos, transformó de inmediato la planta física que estaba obsoleta. La juventud le permitió ver con otra óptica el progreso de los sistemas de impresión y las prioridades que reclamaba la empresa que comenzaba a crecer.  Hoy, después de tantos años, nos sentimos orgullosos de pertenecer a una Casa Editorial tan querida de la cual hemos recibido la amistad y la consideración de Alejandro Galvis Ramirez, por quien sentimos un cariño fraternal.

Entre las impresiones que hemos recibido en el plano emocional ha sido leer el periódico en el exterior.  Su información está a la altura de todos los grandes diarios del mundo.  Nos llamó la atención la información cibernética. Las noticias en tiempo real son una verdadera maravilla. Vanguardia es nuestro representante en el exterior.

Noventa años han pasado como un soplo en la vida del hombre.  Hacer reminiscencia es volver a vivir aquel período de transición entre la infancia y la edad adulta.  Cómo olvidar los paseos que Alejandro hijo nos hacia en los estribos de su pequeño auto.  Locuras de muchachos cuando no existía el peligro de hoy día con la circulación de vehículos.

Conservamos un vivo recuerdo de tantos amigos periodistas de entonces.  Todos ya se han marchado y solo quedamos unos pocos que pasamos el medio siglo de nuestra vinculación con esta Casa Periodística.  Nos unimos a las voces de congratulación y en especial le reconocemos a Alejandro Galvis Ramírez, la hombría de bien, la valentía y el tesón para llevar adelante una Empresa tan difícil de manejar en estos tiempos de competencia y recesión económica. Adelante, ni un paso atrás.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad