martes 22 de octubre de 2019 - 12:00 AM

90 Años del club campestre

hombres emprendedores y de gran valía nos dejaron un legado perdurable que se ha convertido con el paso del tiempo en uno de los más importantes Clubes de Colombia.
Escuchar este artículo

El próximo año cumple 90 años de existencia el Club Campestre S.A. de Bucaramanga. Por deferencia del Presidente del Club, el Dr. Jorge Gómez Duarte, hemos tenido acceso a los archivos de tan loable empresa. Nos proponemos dejar el testimonio escrito de toda una época de nuestra ciudad, vivida en los salones del Club, como testigo del emprendimiento no solo de la urbe, sino del motor del progreso, como lo ha sido el Club. Historia fascinante que nos traslada a la Bucaramanga de 1930.

Dice la escritura No. 508 de la Notaría 1ª. del Distrito Municipal de Bucaramanga, que a once de Junio de 1930, ante el Notario Carlos Valencia Estrada, se presentaron los ciudadanos Dr. Francisco Sorzano, Médico y Cirujano, Dres. Eduardo Rueda Rueda, Isaías Cepeda, Abogados, Emilio Montoya y Emilio A. Probst, Ingenieros, Enrique Paillié y Gabriel Silva Vargas, Jacobo A. Correa, Roberto Carreño, Estanislao Olarte G., Christian Clausen, José Lega, Alberto Mendoza, Ernesto Sanmiguel, Antonio Chedraui y Luis Sánchez Puyana, Comerciantes; todos varones de edad y vecinos de este Municipio, que han convenido fundar una sociedad anónima que constituyen por medio de la presente escritura.

Tuvimos la fortuna de conocer a la mayoría de los firmantes, todos hombres emprendedores y de gran valía que nos dejaron un legado perdurable que se ha convertido con el paso del tiempo en uno de los más importantes Clubes de Colombia. Todo se debe a la buena administración, a la responsabilidad de sus dirigentes y a la decidida voluntad de sus trabajadores.

Pretendemos dejar el recuerdo de todas esas personas que en estos 90 años de lucha diaria, han logrado sacar adelante uno de los íconos de nuestro terruño. Añoramos las industrias que en ese tiempo y años después, se crearon en nuestro suelo y desaparecieron no obstante haber alcanzado puestos importantes en el concierto industrial y comercial de nuestra patria. ¡Que tiempos aquellos!

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad