martes 03 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

Alfonso Penagos Mantilla

Con motivo de cumplir 90 años de edad y como trabajo de grado dos santandereanos pertenecientes a las nuevas generaciones que estudian en la facultad de administración de la Universidad de Los Andes, resolvieron rendirle homenaje a un gran coterráneo que ha sido ejemplo para quienes comienzan su vida profesional. Se trata de Andrés Cote Velosa, hijo de un amigo de la infancia y Santiago Covelli Olaya. La publicación coincide con la nuestra en la cual perpetuamos la figura de Alfonso Penagos Mantilla en el libro 'Quién es quién en Santander'.

La obra cuidadosamente elaborada tiene una completa bibliografía que amerita destacarse por su excelente selección. El examen exhausto de los Penagos data desde su llegada a nuestra tierra y el desarrollo de sus actividades durante el tiempo de permanencia que se prolonga con las nuevas proles. Por nuestra parte, conocemos en vivo parte de esa historia y en nuestras publicaciones hemos hecho alusión a algunos episodios de acontecimientos de la distinguida familia en nuestra sociedad.

Una amistad que data desde nuestros abuelos nos ha permitido conocer de cerca a los Penagos con quienes nos ligan la lealtad y el sincero aprecio que se remonta a nuestra época de estudiantes y niñez. Muchas fotografías de nuestro archivo nos muestran a los 'viejos' en su mejor época. Recordamos como si fuera ayer los talleres allá en el parque del Centenario y los hermanos Penagos al frente del negocio. Siempre vestidos de trajes oscuros con sombrero, chaleco y leontina semejaban figuras de antaño que por su indumentaria se diferenciaban del pueblo raso que los rodeaba.

Esta biografía nos hace pensar que la Cámara de Comercio de Bucaramanga debía imprimir gran número de libros que cuenten lo que han sido los santandereanos en el campo de la industria, el comercio y la intelectualidad. Bucaramanga merece tener una compilación en donde aparezcan muchas personas que en el pasado forjaron nuestra historia y que poco a poco se van olvidando. La lista de santandereanos es larga y suficiente para hacer una recopilación y así rendir homenaje a quienes nos antecedieron.

El esfuerzo que han hecho estos dos estudiantes merece imitarse.

Homenaje a los emigrantes que han hecho de Santander una patria grande que trasciende las fronteras con sus afamados productos regados por el mundo entero para satisfacción de sus consumidores.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad