martes 12 de enero de 2021 - 12:00 AM

Censo poblacional

No se justifica que exista una partida de nacimiento, registro civil, luego la tarjeta de identidad, libreta militar y finalmente la cédula de ciudadanía. Existen otras identificaciones que serían remplazadas por la cédula única.
Escuchar este artículo

Entre la nutrida correspondencia que recibo, encontré una nota de Reinaldo Serrano Orejarena, relacionada con el censo poblacional. Hace algún tiempo se le sugirió al gobierno que promulgue un decreto que a partir de una fecha determinada, la cédula de ciudadanía se le otorgue al ciudadano al momento de nacer; será el documento de identidad para el resto de su vida. No se justifica que exista una partida de nacimiento, registro civil, luego la tarjeta de identidad, libreta militar y finalmente la cédula de ciudadanía. Existen otras identificaciones que serían remplazadas por la cédula única. Lamentablemente los políticos no le hacen reingeniería a los procesos; van generando ideas y creando cargos que a la postre son improductivos y burocráticos.

El alto costo de un censo poblacional se puede sustituir hoy por la utilización de la tecnología que todo lo facilita. No es de poca monta la suma monetaria que acarrea un censo manual que a la postre no garantiza veracidad.

Adenda. Algunos pueblos han tomado los buenos ejemplos para el mejoramiento, crecimiento y progreso. Los ejemplos funestos como: Argentina, país próspero y rico que perteneció al grupo del primer mundo; el caso de Cuba que tuvo uno de los mayores ingresos del mundo; Venezuela, la rica, la humeante de petróleo, azul de hierro, con minas de coltan, aluminio y oro. Habitantes que hoy mendigan un pedazo de pan, todo como consecuencia de una rebeldía obtusa que habla de equidad, justicia y distribución; pero que no habla de trabajar. Proponen la política distributiva y no educan para una política productiva.

La oposición que debía velar por el mejoramiento de las cosas, lo que hace es entorpecer toda magna obra del gobierno que en silencio va sacando al país de la encrucijada que nos dejó la administración anterior. Manifestaciones públicas disfrazadas de vandalismo, destrucción del transporte público, robo de cajeros y culpable la policía por guardar el orden.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad