martes 30 de abril de 2019 - 12:00 AM

El museo Gua

El Museo Gua es un nuevo atractivo para el turismo... un recuento histórico de Bucaramanga, aprovechando los archivos de la época.

Cuidadosamente, Gabriel González y su esposa María Cristina Ordóñez conservaron algunos elementos indígenas que hace varios años aparecieron en el cementerio La Colina, como resultado de algunas excavaciones. Se trata de ollas, vasijas y otros utensilios que el historiador Emilio Arenas valoró como piezas de gran valor histórico de nuestra etnia local. La colección dio lugar a la creación del moderno Museo Gua, que está ubicado en la vieja casona de la finca, ahora restaurada y abierta al público.

El Museo Gua es un nuevo atractivo para el turismo de la ciudad. La Familia González Ordóñez ha querido establecer un recuento histórico de Bucaramanga, aprovechando los archivos de fotógrafos de la época. Nos correspondió aportar algunas fotografías, tomadas por Quintilio Gavassa Mibelli a comienzos del siglo anterior y otros de mi padre, quien heredó la profesión a la que dedicó parte de su existencia.

Una calculadora del siglo XlX que perteneció al bisabuelo materno es una verdadera reliquia. En ese tiempo sirvió para llevar las cuentas de los Molinos de trigo de Pamplona, Málaga y Mutiscua. Era, entonces, lo más avanzado en tecnología. Otros elementos como aguamaniles, el primer equipo dental, documentos escritos, candelabros, hacen que el museo entre a formar parte de las colecciones que perduran en la urbe.

Hace 40 años, con el profesor Saúl Meza Arenas, fotógrafo de profesión, comenzamos el trabajo de recoger los archivos de los fotógrafos del siglo anterior, residentes o que ejecutaron trabajos aquí, fueron quienes nos dejaron el testimonio fotográfico de nuestro pasado.

Loor a todos esos fotógrafos que un día hicieron las maravillosas tomas del pueblo de entonces y que estuvieron a punto de perderse. La publicación de 22 libros es testimonio que otros utilizan para reproducir el trabajo de quienes nos antecedieron.

Lo lúgubre de un cementerio es cosa del pasado, visite La Colina y conozca nuestro antecedente histórico en excelente trabajo artístico.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad