martes 11 de enero de 2022 - 12:00 AM

Extranjeros en Bucaramanga (2)

Durante estos cuatrocientos años de vida, la ciudad ha recibido hombres de empresa, profesionales y comerciantes respetables que han perpetuado su apellido porque se han mezclado con nuestras bellas mujeres y han forjado familias que son orgullo de nuestra sociedad.

El 14 de abril de 1826 ingresó a Bucaramanga el General Bedford Hinton Wilson; había nacido en Londres en 1804. Guillermo Ferguson, militar inglés; nos visitó el 22 de abril de 1828. El General Daniel Francisco O´Leary, natural de York, Irlanda, donde nació el 29 de febrero de 1800, integrante de la Legión Británica. Louis Perú de Lacroix; natural de Montélimar, Francia, nació el 14 de septiembre de 1780. Casó en Nueva Pamplona con Dolores Mutis. El médico inglés James Moore, también permaneció junto al Libertador en su estadía en Bucaramanga.

Durante estos cuatrocientos años de vida, la ciudad ha recibido hombres de empresa, profesionales y comerciantes respetables que han perpetuado su apellido porque se han mezclado con nuestras bellas mujeres y han forjado familias que son orgullo de nuestra sociedad. Una formidable inmigración espontánea, anhelante de novedosas experiencias se instaló en la ciudad. La mayoría de sus integrantes procedían del Imperio Alemán... Todos ellos iniciaron su aventura sin vínculos previos con los santandereanos. Mantenían ilusiones de un país privilegiado con tierras de promisión, con dos mares, corrientes fluviales y consistentes esperanzas para encontrar el futuro de sus hijos y de posteriores generaciones.

Recordamos algunos apellidos que son orgullo santandereano. Alfinger, Baedecker, Beltz, Bernard, Blunn, Bonnet, Boy, Danner, French, Gast, Glauser, Hansenn, Hakspiel, Hederich, Hoffmann, Langebach, Larsen, Lengerke, Lieman, Lorentz, Lubinus, Lülle, Meyer, Möller, Patersen, Salomón, Scheneider, Streithorst, Stünkel, Treber, Tutzer, Valek, Wilson y Wolkmann.

Los hermanos Penagos, españoles que llegaron hace más de un siglo, laboraron siempre con sentido industrial antes que mercantilista, entregaron sus conocimientos y experiencias al desarrollo de Santander. Fueron pioneros visionarios para el desenvolvimiento industrial, agrícola y social de la zona; legaron a sus descendientes su obra, imponderable realización del espíritu emprendedor, hasta convertirse en los “personajes del siglo” en la tierra que los acogió y tanto amaron y aman; su producción industrial ronda por el mundo. Son muchos los apellidos que conforman nuestra sociedad y que les rendimos tributo de admiración y gratitud por sus ejecutorias. Se asentaron aquí: los Acosta, Bernadaz, Cerón, Álvarez, Berrueco, García, Puente, Amoroz, Calvo y Lasalla. Excusas si no están todos...

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad