martes 17 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Homenaje a los presidentes de la Academia de Historia

El nuevo Presidente de la Academia de Historia de Santander, Don Miguel José Pinilla Gutiérrez, ha anunciado la instalación oficial de las pinturas al óleo de quienes ejercieron la Presidencia de la Institución.  Se trata de rendir homenaje póstumo a Joaquín Fonrodona Suárez, quien ejerció la Presidencia en 1933,1962 y 1963.

A Luis González Mutis, Presidente en 1936 y 1941. A David Martínez Collazos, Presidente en 1964 y 1965. A Daniel Martínez, fundador del Centro de Estudios Históricos en 1908.  A Juan Ortiz Garay, Presidente en 1929. A Gustavo Otero Muñoz, Presidente en 1933. A Emilio Pradilla González, Presidente en 1930. A Luis Hernesto Puyana Troncoso, Presidente en 1961 y 1962. A Horacio Rodríguez Plata, Presidente en 1941,1942, 1944 y 1945. A Gustavo Serrano Gómez, Presidente en 1975 y 1976. A Luis Serrano Gomez, Presidente en 1962 y 1963. A Gerardo Vesga Tristancho, Presidente en 1991 y a Mario Acevedo Díaz, Presidente Honorario.

Con anterioridad se habían descubierto las pinturas de José de Jesús Amaya Mojica, Presidente en 1974, 1975, 1976 y 1978. De Juan de Dios Arias Ayala, Presidente de 1942 a 1944. De Martn Carvajal Bautista, Presidente de 1935 a 1936. De Alejandro Galvis Galvis, socio fundador del Centro de Historia de Santander.  De Gustavo Gómez Mejía, Presidente de 1965 a 1969. De Simón S. Harker, Presidente en 1929 y de Jorge Enrique Patiño Linares, Presidente en 1969, 1980, y 1981.

Con esos actos de reconocimiento a sus antiguos Directivos, la Academia pretende mantener vivo el recuerdo duradero de todos aquellos hombres que en su época eran intelectuales en nuestra comarca. La galería de Presidentes se engalana con los retratos de tan ilustres hombres, dueños de una gran sabiduría.

Otro propósito de la nueva Directiva es llevar a los Académicos a sesionar en los diferentes municipios de nuestro departamento. Con ello busca llevar cultura a nuestras poblaciones, olvidadas a veces por el centralismo que nos agobia. Los historiadores se preparan para dictar un curso de historia como lo hicieran antaño, y demostrar cada uno sus capacidades intelectuales y su preparación en el campo de la historia.

A los Académicos les duele que las clases de historia hayan sido abolidas en el pénsum. Las nuevas generaciones no conocen nuestro pasado y es por lo cual el nacionalismo va declinando lentamente.  En nuestra época la asignación de Historia Patria era tan importante como las matemáticas, el castellano, la ortografía y la geografía.  Sin embargo, hoy parece que todo se ve por encima sin profundizar las materias.  Réquiem por el conocimiento de nuestros estudiantes.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad