martes 14 de septiembre de 2021 - 12:00 AM

Homenaje del museo Gua a Quintilio Gavassa Mibelli

Sería interesante que los museos que existen en la ciudad, que son varios, se organicen para que, al conformar una institución rectora, comiencen a educar a nuestros infantes...
Escuchar este artículo

El próximo año se cumplen cien años de la muerte del súbdito italiano Quintilio Gavassa Mibelli. El museo Gua de Jardines “La Colina” ha querido rendirle un homenaje al instalar en el Museo una urna funeraria italiana, tallada en mármol blanco de Carrara y que por muchos años permaneció en su mausoleo en el viejo Cementerio Central de Bucaramanga. Los archivos de La Vanguardia Liberal de 1922 dan cuenta del discurso que pronunció en el sepelio el famoso escritor santandereano Don Jaime Barrera Parra.

El museo Gua que organizó días antes de su muerte nuestra inolvidable amiga María Cristina Ordóñez de González, continúa enriqueciendo sus haberes con utensilios propios de una época añeja que ahora recodamos con nostalgia. La recolección de objetos antiguos va completando una valiosa colección al estilo de los grandes museos. Isabel, su hija, no ha desfallecido y ha continuado el legado de su mamá que tanto amó ese ámbito solariego.

Sería interesante que los museos que existen en la ciudad, que son varios, se organicen para que, al conformar una institución rectora, comiencen a educar a nuestros infantes en el sentido de llevarlos por esos lares en donde pueden conocer del pasado tan olvidado por la juventud de hoy.

El Museo Batalla de Palonegro, en el parque Centenario, ya es visita obligada para los turistas, los bumangueses no lo conocen; invitamos a que lo visiten. Se pueden apreciar las armas, las fotos, los uniformes y muchas otras cosas que nos son caras por haber formado parte de la historia de nuestra comarca. Floridablanca cuenta con otro sitio excepcional y que además está situado en el bello parque de Paragüitas. El museo de la Casa de Bolívar ha sido remodelado recientemente.

Tenemos los elementos necesarios para hacer turismo, nos falta un poco de imaginación para aprovechar los escenarios naturales, tan importantes, para el éxito de sus ofertas.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad