martes 24 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

Los inmigrantes (i)

Del libro 'Quién es quién en Santander' anuario 2009 en circulación, aparece un capítulo dedicado a los inmigrantes a nuestro departamento.

Bien avanzado el siglo XIX se desplazó a Bucaramanga una formidable migración espontánea, anhelante de novedosas experiencias. La mayoría de sus componentes procedían del Imperio Alemán. Todos ellos iniciaron su aventura sin vínculos previos con los santandereanos; mantenían ilusiones sobre un país privilegiado, tierra de promisión, con dos mares, corrientes fluviales y una esperanza para encontrar el futuro de sus hijos y de posteriores generaciones.

En nuestros días aún quedan en la ciudad los siguientes apellidos: French, Hakspiel, Bluhn, Gast, Hanssen, Lubinus, Beltz, Larsen, Hederich, Lengerke, Salomón, Streithorst, Lieman, Meyer, Scheneider, Möller y otros que emigraron con motivo de los sucesos de la 'Culebra Pico de Oro' y se radicaron en otros departamentos.

Ha pasado un siglo durante el cual los hermanos Penagos laboraron siempre con sentido industrial antes que mercantilista, entregando sus conocimientos y experiencias al desarrollo de Santander. Aún nos quedan los apellidos: Acosta, Bernadaz, Cerón, Álvarez, Berrueco, García, Puente, Amorós, Calvo y Lasalla.

La migración francesa a Santander después de que los ingleses abandonaron las minas de Baja y Vetas, fue notoria en la Provincia de Soto. Técnicos y trabajadores que pasaron largas temporadas en Bucaramanga, fueron parte del historial de foráneos. Tenemos entre nosotros a los Bothia, Dangond, Ogliastri, Bigot, Chambón, Paillié, Veslin, Convers y Nougués.

Un grupo de legendarios ingleses son acreedores de la gratitud de los bumangueses. Su reseña personal fue una página de apasionante ejemplo, merecedora de nuestra lealtad hacia el Imperio Británico que aportó la sangre de sus hombres en instantes de esclavitud y esperanza. Aún están entre nosotros: Campbell, Goelkel, Gooding, Harker, Jones, McCormick, Morris y Phillips.

Nuestros paisanos italianos que se han quedado para siempre en nuestro suelo patrio son: Amico, Basso, Burzi, Capriotti. Covelli, Giordanelli, Giorgi, Grimaldi, Immediato, Malfatti, Marocco, Massei, Medaglia, Motta, Negrelli, Pavolini, Sammer, Santarelli, Stella y Trevisi.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad