martes 10 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

Los mogadores

Escuchar este artículo

Euclides nos emociona con sus crónicas sobre la Bucaramanga de ayer. Los Mogadores fueron instalados hace noventa años por los cívicos de entonces. Eran personajes que vivían en función de la urbe e intervenían en todo lo tocante a favor de la ciudad. Era una verdadera acción cívica gratuita que solo dejaba satisfacciones personales.

Alcanzamos a recordar los Mogadores en la época en que a nadie se le ocurría pegar los obituarios o propagandas en las paredes recién pintadas, como ocurre hoy. Todo difunto aparecía a las pocas horas de su fallecimiento en las carteleras. El Funeral Barato y Matajira eran los únicos relacionados con ese negocio. En papel con fundo negro y letras brillantes, anunciaban la hora del sepelio, la iglesia y la lista de invitantes.

La velación se cumplía en las residencias, no existían las casas fúnebres. El entierro era una procesión a pie por las calles. El coche mortuorio era muy elegante, tirado por dos y a veces cuatro caballos. El cochero lucía elegante frac de paño color negro, cubilete, pantalones de lino blanco y botas altas. En cada esquina el séquito se detenía para escuchar los responsos, entonados en latín. Los pocos carros que circulaban por las estrechas callas, las mismas de hoy, tenían que esperar pacientemente. Todos al Cementerio Central, no había más.

Después de 90 años recuperamos una iniciativa de la SMP. Tuvo que pasar casi un siglo para que se salvaran los existentes. Existen porque no han tumbado los inmuebles que siguen siendo íconos de la ciudad. Ojalá la SMP nos deje para el futuro buenos recuerdos para quienes nos sucedan, ¡recuerden el civismo de los bumangueses del Siglo XX.¡

Es triste decirlo, Bucaramanga no tiene cívicos que preocupen por el embellecimiento de la urbe. La ciudad es un caos, en todos los sentidos. La filosofía de la SMP es propender por el mejoramiento del entorno y no simplemente, el figuramiento.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad