martes 29 de marzo de 2022 - 12:00 AM

Marina González de Cala

En su juventud, Marina había sido reina de los estudiantes de la UIS y con el decurso del tiempo la “Mujer del Año” del Woman´s Club de Bucaramanga. Miembro de Número de la Academia de Historia de Santander.

La infausta noticia de su fallecimiento conmovió lo más profundo de mis sentimientos. En diciembre pasado había anunciado visita a su terruño, sin imaginar que la parca vendría a llevarla al más allá. Recuerdos inolvidables de una época de oro, cuando con Saúl Meza Arenas y Roberto Harker Valdivieso, comenzamos en 1982 una labor que perdurará para siempre en los anales de nuestra historia comarcana.

Iniciamos con una exposición fotográfica, iniciativa de Marina, secundada por Saúl, en honor a Quintilio Gavassa Mibelli. De ahí nacieron múltiples libros relacionados con la vida de nuestra ciudad. Manejó con decoro la Corporación Luis Perú de La Cróix que funcionaba en la Casa Mutis y que tutelaba el Presidente Virgilio Barco y Don Rafael Pérez Martínez, entonces gerente de Terpel. Era el centro cultural más importante de la urbe. Múltiples exposiciones dieron oportunidad al renacer de muchos artistas inéditos, fue el comienzo de connotados maestros del arte que hoy lloran su partida.

En su juventud, Marina había sido reina de los estudiantes de la UIS y con el decurso del tiempo la “Mujer del Año” del Woman´s Club de Bucaramanga. Miembro de Número de la Academia de Historia de Santander.

Sus investigaciones son de singular importancia para la historia de Bucaramanga y especialmente ahora que celebramos los 400 años de su fundación. “La Fotografía en el Gran Santander,” auspiciado por el Banco de la República, es un resumen muy completo, habla y muestra los trabajos de los fotógrafos -artistas de estas breñas; hace mención y muestra el trabajo de nuestros antepasados.

Al Club del Comercio le hace un recuento en sus 125 años de existencia, hoy cumple 150 de su fundación. Complementa la vida del Club social más antiguo de Colombia.

La investigación cumbre, considero, la vida y obra del excelso pintor santandereano Domingo Moreno Otero. Bella publicación en formato de lujo es una guía artística para los pintores de hoy para que conozcan nuestro pasado pictórico.

La revista Santander, Estudio e innumerables publicaciones son el mejor legado que humano alguno puede dejar como testimonio de su vida. Con sus hijas depositamos flores y lágrimas en la tumba que ahora la acoge.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad