martes 02 de julio de 2019 - 12:00 AM

Nuestros símbolos patrios

Los colombianos hemos olvidado el amor a la Patria, lo que se traduce en la utilización de nuestros símbolos. Seríamos más patriotas si volvemos por nuestros principios.
Escuchar este artículo

Nos llama la atención que, últimamente, algunas instituciones particulares se han atrevido a utilizar los símbolos patrios en forma equivocada. Existen normas que indican cada una de las ocasiones en que nuestros símbolos se pueden usar. Dice la norma que la bandera nacional debe usarse de manera original; no podrá elaborarse con ella ninguna clase de adornos que alteren su representatividad.

La Bandera Nacional, con escudo incorporado, solamente podrá ser usada por el Presidente de la República y los Cuerpos Armados de la Nación, la cual se denomina Bandera de Guerra. Se está volviendo costumbre vender la bandera con el escudo incorporado, lo que significa una falla de los manufactureros que seguramente desconocen los reglamentos. Tampoco se justifica que en instituciones en las que se educa a nuestros niños, les enseñen la bandera con escudo, como símbolo nacional.

Tampoco está permitido el uso del escudo nacional en tarjetas de invitación por parte de instituciones que no son oficiales. Sorprende ver que recientemente llegan invitaciones con el escudo a color sin tratarse de organismos del Estado. La bandera debe izarse durante las fiestas patrias. Antiguamente éramos más cívicos y las calles lucían con el tricolor nacional. Esa sería una bonita campaña que debe cumplir la SMP que está en el ostracismo.

Los colombianos hemos olvidado el amor a la Patria, lo que se traduce en la utilización de nuestros símbolos. Seríamos más patriotas si volvemos por nuestros principios. Hasta hace pocos años la Academia de Historia de Santander realizaba la izada de banderas en el Patio de los Edecanes del Libertador. Era un espectáculo emocionante en el que se premiaba a los mejores alumnos de las escuelas públicas en programas auspiciados por la Alcaldía de Bucaramanga.

Un grupo de historiadores, en forma gratuita, orientaba a los niños que hacían gala de sus conocimientos artísticos en pequeñas obras de teatro, mímica, música, cuenteros y la sapiencia de los profesores.

Nos llama la atención que últimamente, algunas instituciones particulares, se han atrevido a utilizar los símbolos patrios en forma equivocada. Existen normas que indican cada una de las ocasiones en que nuestros símbolos se pueden usar. Dice la norma que la bandera nacional debe usarse de manera original; no podrá elaborarse con ella ninguna clase de adornos que alteren su representatividad.

La Bandera Nacional, con escudo incorporado, solamente podrá ser usada por el Presidente de la República y los Cuerpos Armados de la Nación, la cual se denomina Bandera de Guerra. Se está volviendo costumbre vender la bandera con el escudo incorporado, lo que significa una falla de los manufactureros que seguramente desconocen los reglamentos. Tampoco se justifica que en instituciones en las que se educa a nuestros niños, les enseñen la bandera con escudo, como símbolo nacional.

Tampoco está permitido el uso del escudo nacional en tarjetas de invitación por parte de instituciones que no son oficiales. Sorprende ver que recientemente llegan invitaciones con el escudo a color sin tratarse de organismos del Estado. La bandera debe izarse durante las fiestas patrias .Antiguamente éramos más cívicos y las calles lucías con el tricolor nacional. Esa sería una bonita campaña que debe cumplir la SMP que está en el ostracismo.

Los colombianos hemos olvidado el amor a la Patria lo que se traduce en la utilización de nuestros símbolos. Seríamos más patriotas si volvemos por nuestros principios .Hasta hace pocos años la Academia de Historia de Santander, realizaba la izada de banderas en el Patio de los Edecanes del Libertador. Era un espectáculo emocionante en el que se premiaba a los mejores alumnos de las escuelas públicas en programas auspiciados por la Alcaldía de Bucaramanga.

Un grupo de historiadores, en forma gratuita, orientaba a los niños que hacían gala de sus conocimientos artísticos en pequeñas obras de teatro, mímica, música, cuenteros y la sapiensia de los profesores.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad