martes 12 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

Placas conmemorativas

Esa costumbre ha sido relegada y se ha llegado al abuso que instalen hasta dos placas en una misma obra.
Escuchar este artículo

En la presidencia de Alberto Lleras Camargo, por exigencia del mandatario, prohibió la postura de retratos y placas en obras realizadas por el gobierno. Esa costumbre ha sido relegada y se ha llegado al abuso que instalen hasta dos placas en una misma obra. La egolatría de algunas personas les ha hecho olvidar que los dineros públicos pertenecen a todos los que pagamos impuestos.

En la ciudad hay algunas placas conmemorativas de grato recuerdo. En la casa contigua a la Capilla de Los Dolores, la Academia de Historia de Santander rinde homenaje a la memoria del sabio naturalista Eloy Valenzuela. En la calle 34 No. 12-69 se rinde homenaje al bardo santandereano Aurelio Martínez Mutis.

La Academia de Historia de Santander rinde homenaje en su memoria a Adolfo Harker Mutis, con motivo de la celebración del sesquicentenario de su nacimiento. En el interior de la histórica Casa Mutis, una placa en mármol blanco reza: “Esta casa fue el primer hogar del Colegio San Pedro Claver”. Un relieve de Carlos Gómez Castro honra la memoria de David Martínez Collazos, distinguido poeta, periodista, historiador que supo amar a su tierra.

En la Casa de Bolívar se conservan algunos pensamientos del Libertador. La Academia de Historia rinde homenaje al “Estudiante” Custodio García Rovira en su casa natal, hoy abandonada por el gobierno. Después de más de cien años, los vándalos destruyeron uno de los adornos del pedestal. La Comisión de Monumentos de la Academia no se ha pronunciado.

La estatua del General Francisco de Paula Santander, en el parque que lleva su nombre, fue bajada del pedestal original en mármol de Carrara, para desaparecer tan bellas placas traídas de Italia. Las diferentes estatuas que adornan nuestros parques, poseen cada una su respectiva placa. Desde la muerte del artista Carlos Gómez Castro, la Academia silenció su participación en adornar la ciudad con estatuas y placas de quienes merecen tal reconocimiento.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad