martes 09 de abril de 2019 - 12:00 AM

Réquiem por el Partido Liberal

El hecho que Vanguardia haya eliminado la palabra liberal no es otra cosa que el final de un partido que tantas glorias le dio a nuestro departamento

Acabamos de asistir al sepelio de nuestro glorioso Partido Liberal. El hecho que Vanguardia haya eliminado la palabra liberal no es otra cosa que el final de un partido que tantas glorias le dio a nuestro departamento. Solo me voy a referir a esos hombres que conocí y que hicieron de nuestro terruño una tierra grande, poderosa, amable y triunfadora. Todos vinculados de alguna manera a Vanguardia Liberal y que forjaron nuestro pasado histórico

Alejandro Galvis Galvis, fundador del periódico, dedicó su vida al servicio público, amén en la política, la diplomacia o en campañas cívicas en pro de nuestra urbe. Gabriel Turbay, candidato a la Presidencia de la República. Pedro Gómez Valderrama, intelectual, orgullo de nuestras letras. Mario Latorre Rueda, gobernador de Santander. Luis Enrique Figueroa Rey ‘rey de Piedecuesta’, columnista. David Martínez Collazos dejó sus versos inmortales en cantos y prosas.

Augusto Espinosa Valderrama, candidato presidencial, brilló en el Parlamento. Alfonso Silva Silva, industrial y comerciante por excelencia. Mario Galán Gómez, impulsor de la UIS. Samuel Arango Reyes, gobernador de Santander, gerente de Ecopetrol y ministro de Estado. Abdón Espinosa Valderrama, gerente de El Tiempo, en épocas de Eduardo Santos. Rafael Parra Cadena, ganadero triunfador nacional.

Armando Puyana Puyana, el urbanizador que transformó nuestra urbe. Luis Carlos Galán Sarmiento, candidato presidencial. Ramiro Blanco Suárez, director de La Vanguardia Liberal. Eduardo Remolina Ordoñez, alcalde. Eduardo Rueda Clausen, alcalde y gerente del Acueducto. Valentín González Rangel, alcalde. Hernán Gómez Gómez, gobernador y diplomático. Gustavo Serrano Gómez, director de Vanguardia Liberal. Julio Obregón Bueno, gobernador. Eduardo Camacho Gamba y su hijo, gobernadores. Luis Ardila, gobernador.

La lista anterior es nostálgica, cada uno de ellos, faltan muchos, nos recuerda un pasado lleno de gloria, virtudes y por sobre todo de honradez.

Hoy, nuestros dirigentes políticos no aparecen en el panorama nacional. Manejan la política como propiedad privada y se burlan de un pueblo ingenuo.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad