martes 20 de octubre de 2009 - 10:00 AM

Tercio de banderillas

Con motivo de la reciente consulta política, los partidos Liberal y El Polo han enviado al ostracismo a sus jefes, los Gaviria. El uno y el otro ya cumplieron ampliamente con sus cometidos y era justo que les abrieran paso a otros políticos que vienen haciendo cola. Para bien o para mal los dos Gaviria pasaron por los anales de nuestra historia en la cual cada uno de ellos dejó para la posteridad un capítulo que habrá que estudiar minuciosamente.

Dentro de ese cambio de tercio que se requiere en otros campos, está el estudio de los auxilios del agro. Es escandaloso lo que ha sucedido. Todo es legal porque para eso se hacen las leyes, para que todo a la hora de la verdad goce de legalidad.

Hay escándalos en el Ministerio de Transporte y nada pasa. Lo único cierto es que Colombia está a la altura de los países más pobres de América Latina. Por fortuna en el caso del departamento de Santander, el gobernador Horacio Serpa está empeñado en mejorar las vías secundarias y terciarias que son la verdadera base para el progreso regional.

Vargas Lleras ha dicho para la revista Semana que Uribe ha sido un buen Presidente, pero que está rodeado de un mal gobierno. Realmente lo que ha sucedido es que el primer mandatario ha respaldado la actuación de algunos de sus subalternos y desafortunadamente le han fallado hasta el punto de estar en la picota pública.

Hacemos una severa crítica a todos aquellos políticos que saltan de partido en partido, siempre buscando oportunidades. Han olvidado lo que son las convicciones, la ideología y el respeto por el partido al que pertenecen. El voltearepismo debe ser castigado por los partidos para no premiar a los que pescan en río revuelto. Los liberales que se fueron no tienen derecho a volver a las filas porque no se trata de juego de palabras. Admiramos a todos aquellos que se han mantenido en las filas lo que demuestra la seriedad de los compromisos adquiridos con la colectividad.

En la política colombiana también se requiere de un cambio de tercio. Es hora de reemplazar en las urnas a todos aquellos que en el momento necesario le fallaron a sus respectivas colectividades. Los políticos de antaño nos dieron el ejemplo porque a nadie se le ocurría salir corriendo en busca de las preventas que el partido en ese momento no le podía ofrecer a cada uno. Recordemos a los jefes que otrora nos enseñaron a ser buenos liberales.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad