martes 18 de junio de 2019 - 12:00 AM

¡Triunfó la impunidad!

Los guerrilleros han logrado crear su propia justicia, la misma que muchos respaldan, sin mirar que son ellos los que se van a juzgar.

Mientras no haya justicia no hay paz, estribillo muy trillado pero que significa una verdad de a puño. Hacer la paz entregándolo todo es muy fácil. Lo difícil es llegar a un acuerdo equitativo y que beneficie a las dos partes por igual. Siempre hablamos de guerra en expresión equivocada. Colombia no padece ninguna guerra. Lo que hemos tenido por años es una guerra de guerrillas que quiere apoderarse del poder a la fuerza.

Los guerrilleros han logrado crear su propia justicia, la misma que muchos respaldan, sin mirar que son ellos los que se van a juzgar. Llevan varios años devengando jugosos sueldos, sin que se den resultados. Cada proceso lo embolatan, lo distraen y así continúa el sainete. La corrupción, como en muchas de nuestras instituciones, llega a esa jurisdicción. Se hace alaraca de lo que sucede a cada momento pero luego se distrae con otras noticias.

No hay derecho a que hayamos llegado al punto de entregarlo todo por nada. La violencia vuelve en todo su furor. Las armas están funcionando, la pelea es por salvar los cultivos ilícitos, las rutas de tránsito y la disputa entre ellos mismos, son el pan de cada día. Recordemos que para que haya una verdadera paz se requiere de una justicia implacable, que nos cobije a todos sin discriminación.

Las ofertas que firmó el anterior gobierno, han facilitado para que los grupos guerrilleros se fortalezcan y continúen cada vez más fuertes. Recordemos que el expresidente Uribe recibió un país en plena violencia. En ese entonces no se podía salir de las ciudades. Sus planes administrativos y la imposición de un gobierno fuerte, nos permitieron el comienzo de una verdadera paz.

La gran mayoría de los colombianos anhelamos una paz real, no una paz engañosa que solo busca inmunizar a quienes por más de medio siglo han agobiado y sometido a muchos colombianos. ¡Viva la paz!

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad