martes 24 de agosto de 2021 - 12:00 AM

Un homenaje para Martín Carvajal Bautista

El Dr. Carvajal dedicó parte de su vida para dotar a nuestra ciudad de agua potable. Su profesión le hizo ver tan apremiante necesidad...
Escuchar este artículo

Nada más justo que rendirle un homenaje al Dr. Martín Carvajal Bautista, el verdadero fundador del acueducto de Bucaramanga. El Dr. Carvajal dedicó parte de su vida para dotar a nuestra ciudad de agua potable. Su profesión le hizo ver tan apremiante necesidad porque en su consultorio de la carrera 23 en “Villa Rosa Julia”, atendía a los parroquianos que llegaban con enfermedades intestinales, fruto de la falta de agua tratada.

Con su amigo Monseñor José de Jesús Trillos fundaron la Compañía del Acueducto de Bucaramanga. Desde la fundación de la empresa hasta su muerte, perteneció a la Junta Directiva y sus insinuaciones y proyectos fueron de gran importancia para el desarrollo de la institución.

Autor de la Ordenanza que creó el Centro de Historia de Santander, sancionada por el Dr. Narciso Torres Meléndez como gobernador de Santander, Martín Carvajal Bautista y Efraín Enrique Otero, director de Educación Pública y Secretario de Hacienda; hoy la benemérita Academia de Historia.

Toda su vida fue preclaro exponente de la cultura santandereana. La simpatía que irradiaba, la vivacidad de su gesto, la inagotable fuente de sus conocimientos históricos, hacen inolvidable su recuerdo. Originario de Silos el apellido Bautista; fue hijo de Don Luciano Carvajal y Doña Ana María Bautista Villamizar, naturales de Norte de Santander. Médico que se radicó y dedicó su vida a la profesión más noble que existe. En nuestra comarca compartió el ejercicio de su ciencia y el mandamiento de hacer la caridad a los pobres que ejercía con largueza.

Ínclito escritor e historiógrafo vinculado también al campo de la investigación, fue declarado como uno de los 100 personajes del Siglo anterior. Bucaramanga le debe al Dr. Carvajal las innumerables obras que se ejecutaron con motivo de los Juegos Nacionales ocurridos en nuestra urbe a comienzos de los años cuarenta. Solicitamos que, una nueva obra que ejecute la AMB, lleve su nombre.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad