viernes 20 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

El impacto del crecimiento poblacional

El Fondo de Población de las Naciones Unidas, ha expresado su preocupación por la fuerte incidencia del crecimiento poblacional en lo que tiene que ver con las emisiones de Gases de Efecto Invernadero y su alto impacto en el cambio climático, pues la proyección de crecimiento indica que de 6.797 millones de personas que habitan hoy el planeta, se pasará en el 2050 a un estimativo que puede estar entre los 8.000 y 10.400 millones.

Sin duda la mayor incidencia estará en las grandes ciudades, a donde acuden corrientes migratorias en busca de mayores oportunidades no solo laborales, sino de educación y de condiciones de vida. En el caso colombiano es fácil observar como el fenómeno de decrecimiento poblacional en los municipios pequeños y medianos, lo mismo que las áreas netamente rurales, es dramático, y lleva a convertir las grandes urbes en selvas de cemento que atentan contra todas las normas de convivencia y de armonía.

Los problemas no se hacen esperar y la contaminación ambiental es el primero de ellos que tiene un fuerte impacto en la calidad de vida de las personas y en lo que tiene que ver con el clima, pues se estima que la temperatura aumentó 0,74 grados en el siglo pasado y se espera un incremento adicional de 6,4 grados hacia el 2100.

Lo que hay que revisar cuanto antes es el fenómeno migratorio, pues mientras las ciudades pequeñas sigan careciendo de instrumentos que le brinden a la población oportunidades de mejoramiento de las condiciones de vida, nadie puede atajar el fenómeno de traslado de los habitantes a ciudades de mayor impacto.

Cuando se piensa en desarrollo, siempre la intención apunta a los grandes centros poblacionales, produciendo un desequilibrio enorme con el resto del territorio que ve transcurrir el tiempo en años, décadas y siglos, sin que se les brinden las oportunidades del caso para poder incrementar su calidad de vida.

Tenemos entonces que los planes de desarrollo tienen que estar concebidos de una forma mucho más justa frente a la totalidad de la población, pues ese desequilibrio genera impactos negativos que después es muy difícil remediar.

Alguien decía que muchos pueblos en Colombia se encuentran en igual circunstancia que hace 100 años, en donde pareciera que el tiempo no los tocara, mientras sus habitantes ven avanzar el mundo sin que a ellos nada les impacte en su condición vital.

Es el momento de replantear las prioridades y de auscultar los caminos de la equidad frente a la totalidad del conglomerado poblacional para poder estar preparados para detener el caos que se advierte.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad