viernes 27 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Retiro lamentable

Como verdaderamente lamentable, podríamos calificar la decisión del doctor Enrique Gaviria Liévano de retirarse de la Comisión que defiende los intereses de Colombia ante la Corte Internacional de La Haya, en relación con el litigio que se sigue respecto a las pretensiones de Nicaragua sobre el archipiélago de San Andrés y Providencia.

De todos es conocido que en lo referente a este pleito, Nicaragua ha dirigido toda su artillería jurídica y la habilidosidad política del Gobierno para tratar de desvirtuar la soberanía que siempre ha tenido nuestro país sobre esos territorios y que hace de la defensa de los intereses de Colombia una labor de sumo cuidado para no ir a incurrir en equivocaciones que puedan crear confusión frente a este tema capital para nuestros intereses.

En esa labor, la presencia de Enrique Gaviria Liévano resulta de una importancia sin precedentes, por todo lo que ha significado su vida consagrada al juicioso estudio del derecho internacional, como catedrático de varias universidades, como aquilatado diplomático y como tratadista especialísimo del tema de la soberanía sobre San Andrés, al cual ha dedicado cuatro importantes libros, entre ellos el recientemente publicado y titulado 'Los archipiélagos oceánicos o de Estado ante el Derecho del Mar. El caso de San Andrés y Providencia', sobre el cual el Presidente López llegó a afirmar que se trataba de la más novedosa tesis sobre el tema, calificándola como 'Doctrina Gaviria'. A todo ello se suman sus múltiples conferencias en los más calificados escenarios.

Igualmente como historiador, cualidad esencial para el abordamiento de este tema, el doctor Gaviria es nada menos que el Presidente de la Academia Colombiana de Historia.

Muchos intereses capitales de Colombia en el tema de la soberanía territorial se han perdido dolorosamente, por la equivocada e infortunada forma como se han manejado en su momento por los encargados de negocios, como es el caso de la pérdida de Panamá o de los islotes de Los Monjes, cuando todo indicaba que nada ni nadie podría llegar a despojar a nuestro país de sus antiguos y reiterados derechos.


El abordamiento de estos delicados asuntos requiere de muchos años de experiencia y de un dominio total de los asuntos relacionados con el Derecho Internacional, condiciones que el doctor Gaviria reúne con sobrados méritos en su extensa hoja de vida académica, a la par que su experiencia diplomática.


Esperamos entonces que nuestro país no se vaya a ver privado definitivamente del consejo seguro de este valioso elemento, para que los intereses en litigio no vayan a quedar expuestos en esta hora crucial para la definición de la continuidad de la soberanía Colombiana sobre estos territorios que han pertenecido a la entraña vital de nuestra patria.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad