viernes 09 de abril de 2010 - 10:00 AM

Vida y obra

Ramiro Lagos, internacionalmente conocido como buen poeta y prosista, y José Luis Villamizar, académico de renombre, acaban de publicar un interesante libro sobre la vida y obra de Antonio Cacua Prada, uno de los historiadores más reconocidos del país y miembro de varias academias internacionales, así como de la Real Academia de la lengua Española.

Realmente la trayectoria de Cacua merece este homenaje que se le acaba de tributar en acto al que asistieron los más destacados exponentes de los círculos intelectuales, pues su obra ha sido además de abundante, fecunda; con decir que después de Germán Arciniegas y Otto Morales Benítez, la producción de Antonio Cacua es la que más investigaciones y ensayos ha proporcionado a la bibliografía histórica de Colombia. Él, en la cima que hoy ocupa, ha sido distinguido por casi todas las Academias del país; fue Vicepresidente de la Academia Colombiana de Historia y en el campo internacional, sus conferencias se han dictado en casi todos los países de América Latina y España.

Además, ha sido diplomático, parlamentario, Rector del Instituto de Historia de Colombia y profesor de muchas instituciones en donde su conocimiento ha sido motivo de admiración y acatamiento.

Sin lugar a equivocarnos, podemos decir que Antonio Cacua es uno de los Santandereanos que más lustre le ha dado a la cultura santandereana, pues sus importantes ejecutorias lo colocan en un nivel de autoridad casi inédito en nuestro medio.

Por eso es que vale la pena repasar esta publicación para acercarse al personaje en lo más íntimo de lo que ha sido su vida y obra, punto de referencia para muchos proyectos que se pretendan en el futuro por su aporte indiscutible al análisis del acontecer histórico.


Apostilla.

Ojalá avancen pronto las obras de recuperación de los barrios Cabecera y Sotomayor para que se le pueda devolver a la ciudad el aspecto de otros tiempos que ofrecía a propios y extraños el sentido de la amabilidad, la limpieza, la cordialidad y la agradable fisonomía que hacía producir orgullo y satisfacción.

Buen criterio y mano dura son los factores que se deben aplicar para restablecer lo perdido y para impedir que se continúe por los senderos del desorden y el caos que tanto escozor nos ha venido produciendo. Y que ojalá en esos objetivos se tenga muy en cuenta a la comunidad, para que a través de reales instrumentos de participación ciudadana, se haga un trabajo mancomunado que sea el que realmente se requiere y nos saque del desbarajuste y la anarquía que se observa.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad