martes 27 de octubre de 2009 - 10:00 AM

A otro perro con ese hueso

Cuando un analista político decide medir si un Presidente ha sido buen gobernante y si es o no un verdadero estadista, estudia con detenimiento su equipo de ministros y de colaboradores más inmediatos para establecer cómo ha administrado la cosa pública.

Uno de los Presidentes que más ha errado al nombrar ministros es Álvaro Uribe Vélez. Lleva más de 7 años fallando en la escogencia de ellos y con empecinamiento los atornilla a sus cargos. ¿Algo diferente puede afirmarse del nombramiento de Andrés Fernández como ministro de Agricultura? En los meses que lleva en tal cargo, ha demostrado gran incompetencia.

Desde la primera vez que salió a responder preguntas de los periodistas, comenzó a ensartar 'perlas' en su collar de torpezas. Locuaz pero de argumentos estúpidos, sin rubor sostiene las cosas más absurdas que se puedan imaginar. Aún retumba en las paredes el eco de las estupideces que argüyó para justificar por qué Agro Ingreso Seguro le entregó una millonada a la ex reina Valerie Domínguez. Así es cada vez que habla ante el país. En nuestra historia no se recuerda un ministro de Agricultura tan inhábil.

¿Y qué justifica la permanencia de Fabio Valencia Cossio como ministro del Interior? Su vergonzosa capacidad para hacer trapisondas. La sonrojante forma como logra adhesiones de rocambolescos y mediocres congresistas a los proyectos del gobierno. No solamente tiene cara y actitud de camorrista tendero de barrio, sino que a diario reacciona como tal.

¿Y el enredador Diego Palacio en el ministerio de la Protección Social? No es ministro de Salud, ni tampoco lo es del Trabajo. La gripa A (H1N1) desnudó su incompetencia. Apenas la OMS alertó sobre la pandemia, recorrió al país y gritó que estábamos en peligro. Y punto, porque cuando llegó la enfermedad, el ministerio a su cargo demostró incapacidad de gestión. Ya van más de 100 colombianos muertos por tal causa. Los diagnósticos llegan groseramente tarde, como ocurrió con un fiscal de San Gil, a quien le confirmaron tal enfermedad más de una semana después de haber fallecido. ¡Ah, las de este 'Yidisministro'! Pero seguirá atornillado al cargo, aturugado de huecas respuestas de culebrero.

¿Y Andrés Uriel Gallego? ¿Puede haber un funcionario más desprestigiado y tramador? No solo ha sido torpe al escoger gerentes para INVÍAS e INCO, sino que lleva más de 7 años mintiéndole al país con desvengüenza ramplona. ¡Y eso que vive en un monasterio!

En resumen, el gabinete es muy mediocre. Solo se salvan la ministra de la Cultura, la ministra de Educación y pare de contar.

¿Y los abyectos periodistas bogotanos insisten en sostener que Álvaro Uribe Vélez no tiene par? A otro perro con ese hueso.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad