martes 10 de octubre de 2023 - 12:00 AM

Eduardo Muñoz Serpa

Al capitalismo lo mató la economía tecnofeudal

Esa es la tesis del brillante economista griego Yanis Varoufakis, exministro de finanzas, doctor en economía, doctor en matemáticas, catedrático de universidades de E.E.U.U., Australia, Grecia y otros países europeos, autor de numerosos libros de análisis de economía y política contemporáneas muy exitosos en ventas, el más reciente titulado “Tecnofeudalismo, el sigiloso sucesor del capitalismo”. En ellos, en sus cátedras, conferencias y en una conversación con el periodista Miguel Ángel García, publicada recientemente en el periódico El País (España), sostiene argumentos de enorme interés como:

1.- Hoy los políticos no tienen poder frente a las grandes corporaciones, sector dominante en el tecnofeudalismo.

2.- Al capitalismo lo mató sigilosamente un nuevo orden, la economía tecnofeudal que, en los últimos 20 años, como un virus, silenciosamente invadió y asesinó a su huesped.

3.- Alexa (propiedad de Amazon) es un portal detrás del que hay un sistema totalitario centralizado que no es capitalista, sino tecnofeudalista.

4.- ¿Causas de la muerte del capitalismo? a) La privatización del internet por E.E.U.U. b) Las grandes tecnológicas chinas. c) La forma como los gobiernos occidentales y los bancos centrales respondieron a la gran crisis de 2008.

5.- El mundo cripto terminó beneficiando a las instituciones y a las grandes tecnológicas, a los que se supone quería derrocar.

6.- Las industrias del siglo XXI son la energía solar, la energía eólica, el desarrollo del software y las baterias. Nada de eso tiene Europa y, además, China posee el monopolio de las baterías.

7.- En E.E.U.U., hoy, hay un solo partido de gobierno con dos caras distintas, una republicana, otra demócrata. ¿O Biden ha cambiado algo? ¿Ha sido acaso un anti- Trump?

8.- En el siglo XXI ningún país europeo es potencia en el planeta.

9.- Sobre el conflicto en Ucrania: no hay, ni habrá, ganadores, solo perdedores, empobrecerá a Europa, arruinará a África; o se llega a un armisticio ya, o lo firmarán dentro de varios años, luego de gran desgaste. Terminarán pactando que Rusia y Ucrania vuelvan a las fronteras que tenían en enero de 2022 y Ucrania no entre a la OTAN. Algo semejante a las dos Coreas.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad