martes 27 de julio de 2021 - 12:00 AM

Efemérides mal celebradas

Nuevamente fechas significativas pasarán sin el impacto que merecen, sin que el conglomerado las sienta. Otro inmenso error de la administración Duque.
Escuchar este artículo

El pasado 24 de julio se celebraron 238 años del natalicio de Simón Bolívar, a quien muchos consideramos que es el más brillante y visionario líder que en estas latitudes ha habido. Por otra parte, el pasado 6 de mayo se celebraron 200 años de un hecho muy significativo para nuestros valores como Estado Nación: el haberse instalado el Congreso Constituyente de Villa del Rosario, cumpliéndose el mandato expedido en Angostura en 1819, Congreso que volvió realidad el sueño de Bolívar de crear una nación llamada Colombia, cuyo territorio es el que hoy conforman Venezuela, Panamá, Ecuador y Colombia.

Además, en octubre de 1821, se expidió la Constitución para la República de Colombia y el 3 de octubre de dicho año tomó posesión como Presidente de la República Simón Bolívar y como Vicepresidente, Francisco de Paula Santander.

Son varias las efemérides significativas que se conmemoran este año, pues la República de Colombia cumple 200 años de haber nacido solemnemente, o sea, desde hace dos siglos somos colombianos.

En 2019, desafortunadamente, vivimos la poca trascendencia que dio el gobierno Duque a efemérides de hechos cimeros de nuestra Nación, ocurridos en 1819: el remontar el Ejército Libertador el páramo de Pisba, las batallas del Pantano de Vargas y del Puente de Boyacá, el haber entrado victorioso a Santa Fe el ejército Libertador y el surgir, de hecho, nuestro país como Estado independiente. Tales conmemoraciones fueron poco resaltadas, no se les infundió alma, inmenso error provocado por no tener conciencia de la importancia que los hechos históricos tienen porque nos dan identidad, cohesión, sentido de unidad. Secuelas impactantes tiene el proceder así, como fue evidente en los hechos ocurridos a partir del 28 de abril del presente año. En la calle borbotó la falta de conciencia histórica, de sentido de unión, en torno a valores fundamentales que nos atan como patria.

Nuevamente fechas significativas pasarán sin el impacto que merecen, sin que el conglomerado las sienta. Otro inmenso error de la administración Duque.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad