martes 14 de abril de 2009 - 10:00 AM

El bache del periodismo de Caracol Radio

Este 2009 celebra Caracol Radio 60 años de haber sido creada. Durante dicho lapso ha tenido momentos estelares e hitos como las radionovelas, las transmisiones a control remoto de eventos deportivos, los programas de humor, los espacios de entretenimiento y la difusión de los valores musicales.

Y en materia periodística ¿cómo está luego del fenomenal momento que vivió a finales de los años 70 y durante los años 80 del siglo XX? Atraviesa el más opaco instante de las últimas décadas.

¿Por qué? Porque el revolcón que en materia noticiosa impulsaron Yamid Amat y sus colaboradores, del que durante 30 años ha vivido tal cadena radial, llegó a su ocaso.

Darío Arismendi (cada vez más ausente), está agotado como periodista y no emerge quien pueda darle un segundo aire a la franja de noticias de la mañana.

¿Cómo? Sí, Gustavo Gómez Córdoba -el más sobresaliente- tuvo su clímax cuando ocurrió la liberación de Clara Rojas y el bochinche en torno a Emmanuel, pero le faltan dimensión nacional, agudeza y conocimiento cultural. Mira las noticias en blanco y negro; entrevista a un personaje buscando que hable mal de algo o de alguien, para llamar a la contraparte y… ¡Qué haya riña de gallos al aire! Luego hace comentarios de cantantes (siempre y cuando adicionen a sus melodías algo de rock) y remata con un chiste plano, pues este bogotano no tiene la chispa de los santafereños.

Yolanda Ruiz puede ser, a nivel interno, buena orientadora de redactores, pero le falta (ante la audiencia), lo que le exige el periodismo radial a una estrella.

Yanelda (Puno, ¿se escribirá así este nombre?) Jaimes no ha podido ratificar al aire por qué pasó de 'cargaladrillos' a figura radial.

Los sábados en la mañana Gustavo Gómez reparte entre la audiencia discos y eso induce a que lo llamen por teléfono y alaben su periodismo, pero… ¿De fondo? Nada. ¡Ah! Comentar la edición de la revista Semana que circulará el lunes siguiente. Pero a un lado –sin mirar- duermen interesantes hechos noticiosos nacionales e internacionales. ¿Algo más? Sí, los piropos (por su belleza física) de los oyentes a Patricia López.

¿Y los domingos? Ese día -entre las 7 y las 9 de la mañana- es el peor de la semana por el poco universo cultural de los periodistas de Caracol Radio. ¿A quién se le ocurrió trasplantar de una emisora de música vallenata a Daysa (¿Se escribirá así, Puno?) Rayo? ¡Qué pobre nivel de información, qué poca cultura general, qué falta de mundo tiene!

Caracol Radio llega a sus 60 años disimulando que está en un bache, pidiendo a gritos otro revolcón en materia noticiosa. ¿Se atreverán los españoles? Humm. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad