martes 05 de marzo de 2019 - 12:00 AM

El esmog en Bucaramanga

Los medios de comunicación locales advierten que en los municipios que conforman el área metropolitana de Bucaramanga podría imponerse “pico y placa” ambiental, como hace poco ocurrió en Bogotá y Medellín. Debemos decir que es cierto que la calidad del aire en nuestra región es mala, ¿pero habrá llegado a tales honduras? Engroso las filas de quienes son críticos de tal tipo de medidas por superficiales y poco eficaces.

Es cierto que al ver a Bucaramanga desde la distancia se aprecia a la vista la nube de esmog que la recubre, es decir, la capa de dióxido de carbono, hollines, humo y polvo en suspenso que sobre ella hay, pero lejos está de llegar a los niveles de urbes tales como París, Pekín, o siquiera como Bogotá, o Medellín. Así, el asunto no está para una medida tan drástica como el “pico y placa” ambiental, el que tuvo que ser rápidamente levantado en la capital de la República, por el grado en que estaba afectando a la economía.

En Bucaramanga y los municipios de su área metropolitana tenemos problemas medioambientales por las erradas políticas urbanísticas que se han seguido, por ser tacaños con los “pulmones verdes”.

¿Qué produce entre nosotros el esmog? En parte la industria y en parte el mal mantenimiento del parque automotor, los deficientes sistemas de control y revisión de funcionamiento vehicular, la proliferación de volquetas, camiones, buses, vehículos que son “cocinas” ambulantes, motocicletas (medio de transporte cuyo proceso de combustión lesiona el medio ambiente) y de vehículos que funcionan con diesel.

Antes de pensar en limitar el tráfico vehicular hay que crear un sistema inteligente, atractivo de transporte público urbano para lograr disminuir el número de vehículos particulares por nuestras vías.

El “pico y placa” ambiental es efectista, superficial, pero no soluciona de fondo el problema. Pero mientras unos piensan, siguen las calles atestadas de “cocinas ambulantes”...

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad