martes 19 de mayo de 2009 - 10:00 AM

El 'falso positivo' del ICFES

Lucía Catalina Silva Cala es una niña bumanguesa que el año pasado, cuando cursaba undécimo grado en el Colegio La Quinta del Puente, presentó las pruebas de Estado que hace el ICFES a todos los colombianos que terminan bachillerato.

Lucía Catalina, quien siempre ha sido lo que ahora llaman 'pilísima' en sus actividades escolares (eso que antes llamábamos 'clavada'), obtuvo en tal prueba académica un puntaje de 82.21 y con tal resultado fue el mejor examen que estudiante alguno presentó en 2008 en todo el territorio nacional. El segundo mejor bachiller fue Juan Sebastián Rojas Prieto, estudiante del Colegio Berchmans de Cali, cuyo puntaje fue 78.45.

Hasta allí, como diría 'El Pibe', todo bien. La niña bumanguesa  había demostrado una vez más que en Santander el nivel de la educación secundaria es muy alto. Pero por arte de prestidigitación, el ICFES en su página virtual informó que el mejor bachiller del país era el escolar caleño y le desconoció a nuestra paisana todos los honores a que tenía derecho. Así, el Instituto Colombiano de Fomento de la Educación Superior, perpetró el 'primer falso positivo' de su historia.

¿Argumentos? Quien lea lo que ante un Juzgado Civil del Circuito de Bucaramanga argumentó el ICFES para justificar tal metida de pata, va a encontrar una obra maestra de cagatintismo, digna de la pluma de Godofredo Cínico Caspa.

Lo cierto es que ante los ojos del país el mejor bachiller de 2008 no fue quien presentó el mejor examen sino el segundo, llevándose éste los aplausos, el despliegue en la prensa y en pomposa ceremonia celebrada en Bogotá, obtuvo premios, lisonjas, homenajes y una beca que cubre todos los gastos de su carrera de educación superior. En tanto, Lucía Catalina se quedó viendo un 'chispero' y en Bucaramanga solo salieron a reivindicar su buen nombre sus padres, Helmer Pardo y las directivas del colegio donde cursó estudios. ¿De resto? Humm, ¿acaso aquí nos solidarizamos con lo nuestro?

Ante tamaña injusticia, el padre de la Lucía Catalina instauró una Acción de Tutela contra el ICFES para proteger los derechos de su hija al buen nombre y al debido proceso. El Juzgado Noveno Civil del Circuito de esta ciudad falló a favor de la menor y ordenó al ICFES designarla como mejor bachiller de 2008.

¡Ya para qué! dijo la lora,…  a una brillante e indefensa niña bumanguesa la burocracia bogotana le negó beca, honores y pompa y ahora, casi que clandestinamente, a destiempo, deben devolverle lo que le corresponde. ¿Y la beca de que inmerecidamente goza un joven caleño, qué? ¡Ah! ¿Se imaginan que eso le hubiera pasado a una antioqueña? Hasta Álvaro Uribe, Tom y Jerry hubieran brincado.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad