martes 21 de octubre de 2008 - 10:00 AM

El fondo del problema

Acaba de terminar un largo paro de la Rama Judicial; entraron en cese de actividades la Registraduría Nacional del Estado Civil, la Superintendencia de Notariado y Registro, La DIAN; se espera que en pocos días estalle un paro del magisterio, otro de los trabajadores portuarios y un colofón: hay más de 50 movimientos sindicales en gestación. ¿Qué pasa en Colombia?

¿Cuál es el elemento que cómo  cordón umbilical une a los citados conflictos? La exigencia que le hacen al Estado de que cumpla con compromisos contraídos, los que están consagrados en leyes y decretos, conforme a los cuales desde hace años se han debido hacer nivelaciones salariales, se les ha debido dar bonificaciones y primas y otros rubros  que forman parte de los salarios y prestaciones de trabajadores oficiales.

Y la administración Uribe Vélez ha dicho que no puede cumplir con sus compromisos salariales porque los ingresos estatales no alcanzan y, de ñapa informó que el recaudo de impuestos ha decrecido significativamente.

El problema inquieta y si se mira superficialmente se puede pensar que hay algo oscuro contra el Presidente.

Tal visión es equivocada pues el fondo del problema es que el gobierno Uribe montó un modelo de economía y una estructura tributaria que favorece en forma desmedida a los grandes capitales y centró el recaudo de impuestos en el IVA, los impuestos a los sectores populares y los ingresos por concepto de gravámenes a los hidrocarburos.

Y paralelamente, en forma irresponsable creó un abultado y cuantioso conjunto de exenciones, subvenciones y gabelas tributarias a favor de un pequeño grupo de grandes capitalistas. Eso generó una estructura tributaria injusta y muy frágil.

Si se pone fin a esa cascada de exenciones, subsidios y gabelas, con lo que por impuestos paguen los sectores más adinerados, el Estado puede cumplir con sus compromisos con los sectores laborales en crisis y puede subsanar el problema del déficit fiscal.

En Colombia durante los últimos 6 años se ha ahondado dramáticamente  la brecha entre ricos y pobres y el compromiso social del gobierno es muy débil. Eso muestra cuál es el perfil real de la administración Uribe Vélez.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad