martes 24 de febrero de 2009 - 10:00 AM

¿Por qué el DAS 'chuza' teléfonos?

Cada vez queda más en evidencia cuál es la concepción real de la democracia de la administración Uribe Vélez.

El más reciente capítulo da escalofrío: las  'chuzadas' de llamadas telefónicas y de correos electrónicos llevadas a cabo por detectives del DAS. Por algo menos delicado cayó Richard Nixon en Estados Unidos. Pero aquí eso no pasa, pues la Colombia cesarista acepta de Álvaro Uribe todo, le justifica todo, le perdona todo.

Los ciudadanos que anhelan una Colombia cesarista hacen coro a la  lógica de Nixon para quien si 'el Presidente realiza el acto ilegal, quiere decir entonces que no es ilegal'. Y eso es aprovechado por los funestos personajillos del círculo de cercanos colaboradores del Presidente para  hacer de las suyas o...   ¿A quién le interesa oír lo que hablan los opositores del Presidente?

¿Algo más ambiguo que afirmar que en el DAS hay enquistada una mafia que se dedicada a oír llamadas? Pero, ¿para informar a quién?
Lo ocurrido es tan siniestro que solo se sabe que detectives del DAS destruyeron las grabaciones de miles de llamadas telefónicas interceptadas ilegalmente. ¿Por orden de quién? Jamás lo sabremos, pues ya se tendió una espesa cortina de humo que impide llegar a los cerebros del oscuro delito. El episodio es digno de Vladimiro Montesinos....   Y aquí, ahora, hay tantos como él…

En torno al Presidente hay personas oscuras. ¿O es de poca monta el llevar subrepticiamente a la Casa de Nariño a siniestros delincuentes como 'Job'? Eso, en otro país, hubiera tenido profundas consecuencias.

¿A quién le interesa que detectives recolecten sistemáticamente grabaciones de conversaciones telefónicas y hagan análisis de inteligencia de magistrados de la Corte Suprema, de periodistas críticos del régimen, de fiscales, de columnistas de opinión?  

El gobierno Uribe tenía claro desde un principio que el DAS debía escudriñar a todo aquel que fuera 'peligroso' para el gobierno. Por eso nombraron como director de tal entidad a Jorge Noguera, tenebroso personaje a quien defendieron a capa y espada.

De allí que cada vez que aflora otro negro proceder del DAS, buscan chivos expiatorios de relativa importancia, el Presidente sale a hacer oposición a sus propios funcionarios, exige una investigación a fondo y en la próxima encuesta mejora en varios puntos su nivel de aceptación… Y resulta que el DAS trabaja para su gobierno.

 No es que el DAS esté infiltrado, es que su papel en la administración Uribe es espiar a sus críticos. ¿Qué más se puede esperar de un gobierno donde personajes del talante de José Obdulio Gaviria, Bernardo Moreno y César Mauricio Velásquez, detentan tanto poder?

Con razón el ex embajador de E.U. en Bogotá, Myles Fechette, dijo que 'Uribe se parece mucho a Chávez'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad