martes 01 de septiembre de 2009 - 10:00 AM

¿Qué hay bajo el agua en el Amb?

El alcalde de Bucaramanga, Fernando Vargas Mendoza, cada vez que habla en público promociona que Bucaramanga es una empresa y cita cifras de misiones empresariales llevadas a cabo para beneficio de la ciudad.


Pero muchos bumangueses nos distanciamos de esa visión. Consideramos que la ciudad es mucho más que una empresa y no cabe dentro de tal marco, lo rebasa.

Pero, en gracia de discusión, aceptando tal idea, toda empresa requiere que al frente de sus destinos esté lo que la ciencia de la Administración de Negocios llama 'un buen hombre de negocios'. ¿Y quién lo es? Quien toma atinadas e inteligentes decisiones, quien no da golpes de ciego y hay una variable, una persona puede serlo para un tipo determinado de negocio y no ser el mejor en el timón de una empresa de un sector distinto a aquel en que se desenvuelve de ordinario.

De allí que preocupe en los corrillos y mentideros lo ocurrido en el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga y los timonazos que ha dado el alcalde Vargas.
Por iniciativa del Burgomaestre, en las instalaciones de la Alcaldía se reunió hace poco más de un mes la Junta Directiva del Amb y decidió llevar a decisión de la Asamblea General de Accionistas una reforma parcial del estatuto social.

En tal modificación estatutaria se crearon nuevas normas para bifurcar en la  forma menos inteligente el cargo de gerente general. ¿Por qué?
Porque se clonaron las funciones del gerente general, se creó otro cargo de gerente con idénticas funciones al que actualmente hay y se le autorizó tomar decisiones y celebrar contratos sin consultar con el otro. ¿Para qué? Parece que para ejecutar la obra del embalse del río Tona. Pero, ¿es esta la decisión que tomaría un buen hombre de negocios?

No. Un buen hombre de negocios procedería en otro sentido. Si tiene desavenencias con el actual gerente, le pide la renuncia y nombra a otro, de su entera confianza, en tal cargo. Lo que no hace un buen hombre de negocios es que si se distancia de quien ocupa la gerencia, reforma el estatuto y  nombra otro gerente con funciones clonadas. Esa es una decisión equivocada que puede ser estudiada en las escuelas de Administración de Negocios como aquello que no debe hacer un buen hombre de negocios. ¿Entonces qué motivó tal decisión?

No hay certeza. Se especula que la decisión puede tener un fondo que no alcanza a captar quien no está enterado de todos los tejemanejes que ha habido entre alcalde y el actual gerente del Acueducto.

Es decir, algo se mueve bajo el agua en el Amb y, ¿qué es? Averígüelo…..   …Vargas.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad