martes 09 de febrero de 2021 - 12:00 AM

Las asambleas societarias y la pandemia

tamaño gatuperio legislativo tiene incoherencias que inciden en la convocatoria y celebración de las asambleas societarias, generan incertidumbre interpretativa
Escuchar este artículo

Amable lector, disculpe si el asunto es enredado pero el Gobierno, buscando mitigar los efectos de la pandemia de covid – 19, armó un embrollo de decretos, resoluciones y circulares, incoherentes entre sí, que inciden en la convocatoria y celebración de las reuniones de las asambleas societarias que se realizarán este año. Miremos tal batiburrillo que genera incertidumbre para la convocatoria, celebración de reuniones de las asambleas societarias y el ejercicio de los derechos que tienen los socios, provocando tropiezos, conflictos de intereses, interpretaciones opuestas entre sí.

Tal batiburrillo normativo lo conforman: 1) Resolución 385 del 12 de marzo de 2020 del Ministerio de Salud, decretando emergencia sanitaria; 2) Decreto 398 de 13 de marzo de 2020 (antes de declarar el estado de emergencia económica, social y ecológica) del Presidente de la República con la firma de todos los ministros (como si fuera un decreto legislativo y no lo es) que reglamenta el artículo 19 de la Ley 222 de 1995 sobre el desarrollo de las reuniones no presenciales de las juntas y asambleas societarias; 3) Decreto 417 de 17 de marzo de 2020, expedido por el Presidente y todos los ministros, declarando el Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica; 4) Decreto 434 del 19 de marzo de 2020, expedido por el Presidente, ordenando que las reuniones ordinarias de las asambleas y juntas societarias podrán celebrarse hasta dentro del mes siguiente a la finalización de la emergencia sanitaria; 5) Circular Externa 100-000002 de 17 de marzo de 2020 de la Superintendencia de Sociedades sobre el Decreto 398 de 13 de marzo de 2020.

Tamaño gatuperio legislativo tiene incoherencias que inciden en la convocatoria y celebración de las asambleas societarias, generan incertidumbre interpretativa y en la mitad de tal emparedado, las sociedades comerciales, las fundaciones, corporaciones y cooperativas, el funcionamiento de los órganos de dirección societaria, el ejercicio de los derechos de los asociados a inspeccionar los documentos societarios. ¡Dios nos lleve de la mano!

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad