martes 02 de febrero de 2010 - 10:00 AM

Lo que va de Obama a Uribe

Barack Obama se posesionó como Presidente de E.U. hace un año entre vítores y con altísimos índices de popularidad. Hoy, sólo el 50% de norteamericanos está conforme con su gobierno. ¿Por qué?

Por varias causas. La crisis económica sigue afectando a los gringos, el desempleo ronda el 10%, la guerra en Afganistán, una polémica reforma de la salud y un programa de seguridad ciudadana que resultó vulnerable (el intento de atentado a un avión que de Europa se dirigía a Detroit). Todo ello ha hecho que el estadoudinense de a pie se distancie del encanto de Obama. En Colombia, Álvaro Uribe lleva siete años y medio gobernando con un estilo agudamente presidencial. ¿Cuál es su saldo?

El desempleo (fuera del subempleo) llega al 12%. El Presidente envió militares colombianos a la guerra de Afganistán. Su gran bandera es la Seguridad Democrática pero la inseguridad en las ciudades ha llegado a extremos desconocidos anteriormente; el número de homicidios y actos violentos en ellas se multiplicaron. El presupuesto de la Nación lleva 7 años dedicado a destrozar a las Farc pero el avance militar de las fuerzas regulares suma ya dos años sin éxitos notorios. Así, su guerra a los violentos no ha logrado una victoria demoledora y las ciudades cayeron en manos de la delincuencia.

El sistema de Salud (Ley 100 de 1993), política de la que Álvaro Uribe es padre, es un monumental y multimillonario fracaso. Para 'salvarlo', expidió 16 funestos decretos que hieren de muerte a 18 millones de colombianos de a pie, a quienes condena a tener en adelante solo un sistema que cubra la medicina general y les quita la posibilidad de acceder a medicina especializada.

Este solo punto es suficiente para que un Presidente pierda su popularidad. ¿Por qué eso no ocurre aquí? ¿Por qué lo que en E.U. ha acabado con la popularidad de Obama, no le causa ni un rasguño a Uribe quien, campante, espera ser nuevamente reelegido?

Porque el colombiano medio, aquel que perderá preciosos derechos en materia de salud, el que es  atracado al salir de los bancos y cajeros, el que es 'cosquilleado' en los buses, ese cuyos familiares mueren en actos de violencia, el que paga el envío de militares a una guerra remota y ajena como la de Afganistán, el que sufre de desempleo y/o subempleo, sigue hipnotizado creyendo que Uribe es su salvador, así los hechos indiquen que su gobierno ha tenido grandes deficiencias.

Y de ñapa el Presidente inventa a diario cuentos para distraer la atención y lograr que la bruma cubra las fallas de su gobierno. ¿O qué es esa idea de mutar a los estudiantes en informantes?

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad