martes 13 de septiembre de 2022 - 12:00 AM

Un cambio de apellidos

Pocos personajes despiertan tanta simpatía en el hemisferio occidental como Isabel II de Inglaterra. Su figura, pequeña por razones de edad, sus carteras de mano, vestidos de vivos colores, sombreros, discresión, compostura, resaltaban en un mundo en el que los personajes políticos duran poco; ella perduró 70 años.

Su reinado, tercero de la Casa Windsor, presenció numerosas amputaciones territoriales: en 1957 se retiraron Ghana y Malasia, en 1960 Nigeria, en 1961 Sierra Leona, Tanzania y Sudáfrica, en 1962 Uganda, Trinidad - Tobago y Jamaica, en 1963 Kenia y Zanzibar, en 1964 Malta, en 1965 Gambia, en 1986 Australia.

¿Por qué Isabel de Windsor? En febrero de 1840 contrajeron matrimonio el príncipe alemán Alberto de Sajonia – Coburgo - Gotha y su prima, de origen alemán, Victoria, heredera del trono británico. Tuvieron 9 hijos, apellidados Sajonia – Coburgo - Gotha, quienes al casarse se emparentaron con numerosas casas reales europeas; por eso la I Guerra Mundial fue un conflicto bélico entre primos.

En 1917, en la I Guerra Mundial, siendo rey de Gran Bretaña un Sajonia – Coburgo – Gotha, Jorge V, nieto de la reina Victoria, Alemania (regida por otro nieto de la reina Victoria) bombardeó a Inglaterra con aeroplanos marca “Gotha”, hubo 162 muertos y 432 heridos. Que los aeroplanos fueran Gotha generó rechazo entre los británicos y la Corona decidió desechar el apellido Sajonia – Coburgo - Gotha, reemplazándolo por el nombre de un conocido castillo inglés, Windsor.

Isabel II, a solicitud de su esposo Felipe, decidió que sus hijos pueden llevar el apellido Mountbatten Windsor, o solo Windsor. Así, el hoy rey Carlos III optará por uno u otro.

Jugó el azar para que Victoria y su tataranieta Isabel II, quienes reinaron largo tiempo, llegaran al trono inglés. Cinco monarcas actuales son tataranietos de la reina Victoria: Isabel II, Juan Carlos I de España, Carlos Gustavo de Suecia, Margarita de Dinamarca, Harald de Noruega y de dos es su chozna o trastatarabuela: Felipe VI de España y Carlos III de Inglaterra.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad