martes 17 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

Una vicepresidenta fuera de foco

Señora Vicepresidenta, las expresiones de rechazo no vienen de Rusia ni de Venezuela, nacen en nuestra clase media, son multiculturales, son multiétnicas.
Escuchar este artículo

En 1948, días después del 9 de abril, habilidosamente se difundió la aseveración de que la Unión Soviética había planeado el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán y de los hechos sangrientos que luego hubo en Bogotá y en muchos otros lugares del país. La prensa, en ese entonces, sirvió de amplificador de tal especie, muchos creyeron tal cuento y se rompieron relaciones diplomáticas con Moscú.

El paso del tiempo demostró que, como dicen hoy, eso fue un ‘falso positivo’, una pantomima.

Ahora, 71 años después, la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, quien vive fuera de foco y reiteradamente demuestra no entender la realidad de muchas de las cosas que suceden, difundió la especie de que el gran malestar social que hay con el Gobierno está estimulado por Rusia y Venezuela.

No señora Vicepresidenta. No busque el ahogado río arriba. La gigantesca inconformidad social que se está pronunciando en las calles desde hace un mes es un rechazo a la política económica del gobierno Duque que profundiza la concentración de los ingresos en muy pocas manos, la flexibilización laboral, el aumento de las exenciones y los subsidios de los más adinerados, que busca deteriorar más los regímenes pensionales, que está fracturando las políticas culturales, que está asfixiando a los jóvenes, robándoles la esperanza y cerrándoles las puertas de la inclusión económica y social.

Señora Vicepresidenta, las expresiones de rechazo no vienen de Rusia ni de Venezuela, nacen en nuestra clase media, son multiculturales, son multiétnicas. Y entienda algo que el establecimiento no ha comprendido: los manifestantes sí saben por qué razones protestan, y ellas son muchas, grandes, pues en el país hay bastantes sectores que llevan décadas acumulando inconformidad. Señora Vicepresidenta, los reclamos ciudadanos son razonables, lo que hay se llama crisis social y el Gobierno del que usted forma parte le está dando un tratamiento policivo. Están fuera de foco, su brújula no tiene norte.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad