martes 26 de mayo de 2020 - 12:00 AM

¡Viejos!

la mayoría de tales expresiones son desdeñosas, mortificantes, buscan menospreciarlos y son pronunciadas con prepotencia por personas que olvidan que a esa condición llegarán a poco andar pues el asunto es solo cuestión de tiempo
Escuchar este artículo

Se usan muchos vocablos para identificar a quienes han llegado a la edad dorada; la mayoría de tales expresiones son desdeñosas, mortificantes, buscan menospreciarlos y son pronunciadas con prepotencia por personas que olvidan que a esa condición llegarán a poco andar pues el asunto es solo cuestión de tiempo y, en época de pandemia, lo único que pasa volando es el tiempo.

La cereza del pastel la puso el Presidente Duque al llamarnos “abuelitos”. No pretendía vejar pero incomodó a más de dos millones y medio de colombianos que son mayores de 70 años pues en tal franja hay muchas personas productivas que saben que la vida es como los vinos, entre más añejos, mejor es su buqué.

En la senectud es cuando se es más equilibrado y sensato. Es en la tercera edad cuando muchos seres logran dejar huella en la historia. ¿Ejemplos? Abundan:

Konrad Adenauer, el arquitecto de la Alemania contemporánea, ascendió al poder a los 73 años y gobernó hasta los 87.

Juan XXIII fue elegido Papa cuando tenía 77 años y en 5 años cambió el rumbo de muchas cosas en la Iglesia.

Jorge Mario Bergoglio fue elegido Papa a los 76 años y hoy, a los 83, es un gran Pontífice.

Charles de Gaulle fue presidente de Francia hasta los 77 años.

Deng Xiaoping llegó al poder en China a los 77, cambió al país radicalmente y lo catapultó a la cima del mundo contemporáneo.

Jacques Barzun, a los 93 años, escribió su gran libro sobre la cultura de Occidente: Del amanecer a la decadencia.

George H Sabine, a los 65 años, publicó su obra cumbre: Historia de la Teoría Política.

De ñapa: dentro de 5 meses dos “cocacolos” se disputarán la presidencia de la primera potencia mundial, EE.UU.: uno de 73 años (Trump), el otro tiene 77, Joe Biden.

Hay muchos ejemplos más en las artes, la ciencia, las letras, la música. ¿”Abuelitos”? ¡Mamola!

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad