miércoles 24 de diciembre de 2008 - 10:00 AM

¡Hecatombe!

Luego del alcalde Jaime Rodríguez, en Bucaramanga sólo se han construido 3 o 4 obras viales de importancia, como el intercambiador de la Puerta del Sol; y para completar, los últimos alcaldes acabaron -prácticamente- el Área Metropolitana. De otro lado hay funcionarios que, sin aceptar la continua improvisación en las entidades, nos engatuzan con motivos coyunturales o falsos, para ocultar su ineptitud e improvidencia.

En cuanto a la cada vez mayor congestión vehicular, ésta se ha atribuido a las obras de Metrolínea en el centro de la ciudad; pero terminadas las de la carrera 15 y puesta a funcionar -con 3 carriles por calzada sirviendo a toda clase de usuarios-, en toda la meseta -toda-, el problema continuó. Y aumentará mientras crezcan -así sea a menor ritmo- los automotores en circulación y no se tengan nuevas y amplias vías. Peor será cuando se ponga en marcha el 'SITM', pues el total de vehículos perderá el uso del carril exclusivo de Metrolínea.

Entre tanta imprevisión y ausencia de planeación, los defectos más conocidos han sido y siguen siendo evidentes: a – Para los diseños viales no se identificaron todos las redes de servicios existentes, ni la reposición o reubicación de las mismas.  b -  Nuestras universidades son muy buenas para formar nuevos profesionales; pero ninguna se fundó ni preparó para prestar a 'sus clientes' servicios profesionales en estudios de transporte y diseño de vías (como tampoco en administración de hospitales).  No obstante Metrolínea contrató una de ellas para la consultoría vial.

En movilidad urbana y grandes proyectos viales, es error monumental omitir un genuino y completo estudio de transporte antes de iniciar diseños, para determinar con certeza las necesidades (proyectadas a 20 años) de zonas importantes como esta área metropolitana, incluyendo sitios de origen y destino, capacidad que requerirán las vías arteriales, macro-programación por etapas, etc, etc. Aquí no: los diseños del 'SITM' se hicieron sin un reciente estudio de transporte, sin diagnóstico serio, sin actualizar con  claridad los volúmenes de tránsito y, por tanto, sin  proyecciones confiables de la demanda.

He sabido que fue suscrito el contrato para diseñar las muy costosas vías que en un futuro conformarán la troncal norte-sur, y que esta consultoría sí comenzará por el estudio básico del transporte metropolitano.  ¡Congratulemonos! Y cuando se informe cuál será el año de finalización de esas obras, sabremos cuánto durará el fenomenal colapso del tránsito, que ya padecemos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad