sábado 20 de junio de 2009 - 10:00 AM

¡Qué vergüenza!

Entre lo que ha venido haciendo (o no haciendo) el INCO desde 'El Palenque' a Lebrija y la pasividad de la dirigencia bumanguesa, no se sabe qué es mas vergonzoso.

Aunque los ciudadanos ya no recordamos cuándo se iniciaron los cobros en los peajes de Rionegro y la 'Y' del aeropuerto, sí tenemos la percepción de que se trata de cifras muy cuantiosas. Pero: a) No se han publicado los valores de los recaudos, año por año, en cada peaje; b) no se ha presentado a la opinión un informe sobre el destino -detallado- de los dineros recaudados con anterioridad a la celebración del contrato con el respectivo concesionario. (Con esto no pretendo decir que haya algo torcido). Se ha conocido, fragmentariamente, que las obras se iniciaron y se continuaron ejecutando durante significativo tiempo, sin que el INCO contratase la formal interventoría a que lo obliga la Ley. A ese respecto, también ha callado el contratante.

Tampoco se ha sabido si ha habido o no, una programación detallada de las obras y menos aún, a cuánto ascienden los incumplimientos del contratista. Pero para apreciar la existencia de estos últimos no hay necesidad de ser un experto.

A mediados del año pasado el director del INCO, si mal no recuerdo durante una reunión efectuada en la sede de Fenalco-Santander,  anunció pomposamente que había acordado con el concesionario la terminación (completa) para diciembre de dicho año, del tramo Girón-La'Y'. Por supuesto eso no ocurrió y el contratista salió a decir que ello había sido producto de una conversación, pero que contractualmente su obligación era entregar ese tramo en marzo de 2009…. Y estamos en Junio/09.

No es necesario alargarse en comentarios sobre lo que ha venido ocurriendo en 'El Palenque', con el denominado puente 'Flandes' pues sería 'llover sobre mojado'. Además, está ampliamente comprobado que para cada crítica o queja que se presente al Ministerio de Transporte e institutos que le están adscritos, dichas entidades darán -si se toman la molestia- tales y cuales extravagantes explicaciones.

Últimamente he tenido una información -que no estoy en posibilidad de confirmar-, según la cual los peajes recaudados llegan a una suma cercana a los 30.000 millones de pesos, sin que por dificultades administrativas, dichos dineros hayan estado total y oportunamente a disposición del concesionario.
Todo como para Ripley. Dicen que un pesimista es un optimista bien informado.


 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad