viernes 28 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Abramos los ojos

Los colombianos todos, estamos aburridos hasta la coronilla de oír al presidente Chávez amenazándonos, criticándonos, insultándonos y ahora queriéndose meter en nuestros asuntos internos, en un juego cuya verdadera motivación no se divulga pero que podemos intuir haciendo, simplemente, un elemental ejercicio deductivo.

Dice que nuestro gobierno es una tiranía uribista, pero la verdad es que aquí no se calla a la oposición y por lo tanto no se cierran medios de comunicación ni se convierte en delito toda crítica que se haga al gobernante y a su estilo.

El Presidente venezolano está enormemente molesto por el tema de las bases norteamericanas en nuestro territorio, pues las entiende como una agresión a la seguridad de su país. No obstante, a todos nos ha tocado ver cómo él le hace ojitos al Ejército ruso y coquetea con Irán, tratando de encontrar el apoyo militar que necesita para poder sostener sus planes de expansión bolivariana en América.

Nos preguntamos: ¿por qué le incomoda tanto a Chávez que Colombia permita que sus bases militares sean utilizadas por los Estados Unidos? ¿Cuál es la justificación que existe detrás de tanto fastidio?

Si una persona no tiene proyectado intervenir en la vida de otra, no tiene por qué preocuparse que aquella haga lo que estime necesario para cuidar su privacidad; en sentido contrario, si una persona tiene entre sus planes el entrar en la vida de otra, le debe fastidiar espantosamente el que se proteja de eventuales ataques a su independencia.

Si el gobierno venezolano, modelo de perfecta democracia, no tiene ninguna intención de meterse en territorio colombiano, ¿qué más da que nosotros tengamos algún mecanismo para solucionar nuestros problemas de guerrilla y narcotráfico?

Además, Chávez está invitando al Polo Democrático a convertirse en la punta de lanza de su intromisión en el país -así que cuidado ciudadanos -si no deseamos la desgraciada suerte del pueblo venezolano, abramos los ojos y miremos dónde pisamos, pues nos están llenando de minas políticas que estallarán solo cuando las pisemos y mientras tanto estarán allí ocultas y latentes esperando que suceda lo necesario para explotar. Abramos los ojos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad