viernes 17 de julio de 2009 - 10:00 AM

Aprendamos del ejemplo

No somos admiradores de los Estados Unidos, pues criticamos sus políticas respecto a los países tercermundistas, pero tampoco somos tan obtusos como para no reconocer que en muchas cosas nos llevan una ventaja abismal, difícil de superar.

Decimos lo anterior, porque hemos tenido la oportunidad de seguir las sesiones de la Comisión Jurídica del Senado Norteamericano con ocasión de la nominación que, como Magistrada de la Suprema Corte de Justicia, hiciera el presidente Obama de Sonia Sotomayor, quien sería la tercera mujer y la primera de ascendencia hispana que lograría tal distinción, debiendo ser aprobada  por esa institución legislativa para acceder al cargo.

Causa envidia observar la disciplina y el respeto que se ve en dichas sesiones que contrasta con la indisciplina y el desorden de las que realiza nuestro desprestigiado Congreso.

Además, resulta muy constructivo para la democracia la transmisión televisiva, pues con  ella se puede observar la manera juiciosa como el poder legislativo interactúa con el jurisdiccional, a través de las opiniones de los congresistas sobre la forma como se van o se deben manejar las cuestiones sometidas a la decisión de las supremas cortes.

La nominada ha tenido que someterse a un examen exhaustivo mediante el cual se intenta precisar su tono moral, su capacidad de entendimiento de los asuntos judiciales y su condición humana, ya que será parte activa del máximo tribunal de justicia en ese país.

Si nosotros hiciéramos la mitad siquiera de lo que hemos visto, no tendríamos que criticar la conducta moral y social de algunos de nuestros magistrados, enredados en cosas que marcan una tendencia antiética que nos hacen dudar del verdadero tenor con que se pueden llegar a manejar los asuntos sometidos a las decisiones de las altas cortes, cosa que poco bien le hace a la democracia, pues nada hay más grave que las comunidades pierdan la confianza en sus jueces.

Para ser Magistrado no solo se debe ser capaz y honesto, sino además parecerlo, pues en ellos la sociedad ve la concreción de la justicia y sus decisiones marcan el destino de nuestro sufrido país. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad