viernes 06 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

Cuidado, empresarios

Uno de los más frecuentes problemas que se presentan en materia laboral, tiene que ver con la  terminación unilateral del contrato de trabajo, pues si no se usan las formas previstas para que la misma sea válida, conduce a que el despido por una justa causa existente, imputable al trabajador, devengue en ilegal por los errores cometidos al momento de hacerlo.

Se debe saber que para despedir a un empleado que ha incurrido en una justa causa hay que cumplir con el trámite previo de citarlo a descargos para informarle la irregularidad que se alega cometió, dándosele la oportunidad de ejercer su derecho a la defensa, pudiendo dar las explicaciones y presentar las pruebas que considere necesarias. Una vez cumplido este trámite, el empleador, si lo estima necesario, puede dar por terminado el contrato y para hacerlo deberá decirle al trabajador en el momento mismo de la notificación los hechos por los cuales lo despide, sin que posteriormente pueda alegar válidamente otro u otros diferentes a los enunciados en el momento de la desvinculación, así éstos existan y puedan probarse.

La ley no establece la obligación de hacer todo lo anterior por escrito, pero de no hacerse así, la prueba de lo sucedido será muy complicada, entonces lo recomendado es que en la citación a descargos, los descargos y la terminación del contrato consten materialmente, pues 'lo escrito, escrito está'.

Además, debe haber total concordancia entre los hechos mencionados en la citación a descargos, los debatidos en esta diligencia y los mencionados en la comunicación de despido, pues si ésta no existe en la actuación,  ésta deviene en ilegal.

Una tendencia innecesaria y muchas veces equivocada es la de relacionar las causales eventualmente violadas, es decir, la citación de las normas jurídicamente infringidas, situación que por si misma no es suficiente para sustentar un despido. La norma es clara cuando obliga a describir los hechos en los que se basa el despido; todo lo demás sobra.

Es importante saber esto, pues frecuentemente encontramos despidos con justa causa perfectamente demostrables, convertidos en ilegales por falta de estos elementales requisitos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad