viernes 27 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

El salario mínimo

el Gobierno parece incapaz de entender que ahorcar a los que menos tienen para favorecer a los que lo tienen todo es echarle gasolina al fuego e incentivar el descontento
Escuchar este artículo

Al momento de escribir estas líneas continuaba sin resolverse el tema del Salario Mínimo Mensual Legal Vigente en este país acosado por todos los males, entre ellos una inequitativa distribución de la riqueza, y no se necesita ser un genio para percibirlo.

Ya los empleadores ofrecieron un incremento del 5,8% que realmente es un verdadero aumento del 1,3%, pues todo lo demás es inflación.

Así el salario mínimo se aumentaría para los empleadores en $48.030, pero los trabajadores lo quieren del 8,5%, es decir, de $70.389, lo cual da una diferencia de $22.359.

Igualmente se anuncia en Bucaramanga un incremento en las tarifas del transporte público que quedarán en $2.550, que en la práctica significaría que un trabajador que hace dos viajes al día tendrá que pagar $5.100 y con un promedio de 25 días laborados gastaría $127.500 mensuales en solo transporte.

Si al auxilio le aplicamos el mismo incremento del salario del 5,8% este pasaría de $97.032 a $102.660; esto significaría que el trabajador tendrá que quitarle al salario de consumo $24.840, lo cual deja su real aumento en $23.190; quiere decir que ni siquiera cubriría la inflación del 2019 y eso definitivamente no es justo.

Ahora, el salario tiene un sobrecosto del 50% adicional por aquello de prestaciones sociales, mientras el auxilio de transporte solo el 18%, por lo cual el castigo para el empleador es menor.

Reiteramos nuestra propuesta de aumentar un 5% el salario y un 35% el auxilio de transporte; esto significaría una suma mensual de $130.993 la cual cubriría el costo real y el impacto sería menor para el empleador.

Sentimos que esa sería una forma de dejar de abofetear a las clases menos favorecidas, pues el Gobierno parece incapaz de entender que ahorcar a los que menos tienen, para favorecer a los que lo tienen todo es echarle gasolina al fuego e incentivar el descontento nacional manifiesto en las protestas generalizadas que aún no cesan.

De todas maneras feliz año y que ojalá el 2020 sea verdaderamente venturoso, justo y equitativo para la salud emocional de los colombianos y para la paz social.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad