viernes 27 de octubre de 2023 - 12:00 AM

Eduardo Pilonieta Pinilla

Elijamos a conciencia

Se agotó el tiempo de las expectativas y damos paso a las realidades. Este domingo tendremos la mejor oportunidad de hacernos sentir manifestando al poder central que no nos gusta su política de gobierno y al poder local que estamos cansados de los clanes electoreros y de la corrupción que ellos han convertido en un buen negocio.

Ahora depende de nosotros el rumbo que queremos darle al país y aunque ya se eligió el gobierno central, podemos demostrarle nuestro desacuerdo en torno al enfoque que le está dando a la nación, que hasta ahora era próspera pero que con las amenazas constantes empezó a frenar su desarrollo y más rápidamente de lo que pensamos seremos una Venezuela porque es para allá donde nos lleva el socialismo del siglo XXI.

Es más, dicen los que saben, que sí el Pacto Histórico gana las elecciones nombrando sus partidarios en los puestos a elegir, empezaremos el proceso de perpetuación de gobierno, que ya no tendrá un periodo de 4 años, sino de 64 como en Cuba o 16 como en Nicaragua, para solo mostrar dos ejemplos.

El otro lunar a erradicar es la corrupción, pues en nuestra región ésta se volvió paisaje y ya todos sabemos quiénes son, cómo lo hacen y qué candidatos apoyan para no poner en riesgo su negocio, siendo esta la razón por la cual se invierten sumas exorbitantes para llegar al poder, pues cualquier inversión que se haga en el proceso se recupera con creces a través de la contratación amañada que hoy es de público conocimiento, solo que a sus autores no les pasa nada porque la impunidad es casi total y si no repasemos la historia para ver cómo se puede ser un corrupto y posar como un honrado, pues todo se disuelve en persecuciones políticas que con el paso del tiempo precluyen por vencimiento de términos.

Ahora, en nuestras manos está la solución para esos males que nos han agobiado; o le ponemos freno a esas amenazas o fortalecemos al gobierno y a los bandidos que terminarán siendo los mismos.

Escojamos bien y por favor salgamos a votar pues no hacerlo es facilitar el uso del voto amarrado, pues con la proliferación de candidaturas basta obtener unos pocos y con esos se gana la elección.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad