viernes 17 de noviembre de 2023 - 12:00 AM

Eduardo Pilonieta Pinilla

Esos son

Nosotros estamos equivocando la pelea cuando culpamos al presidente Petro del desbarajuste que se está creando con las tres reformas básicas con que amenaza reestructurar el país: la pensional, la de salud y la laboral, sin decir nada de la tributaria que ya fue aprobada en desmedro de todos los colombianos.

Los verdaderos responsables son y serán los Senadores y Representantes a la Cámara que al final serán quienes aprueben los proyectos sometidos a su consideración, que llegan siendo una propuesta y terminan convirtiéndose en leyes de la República.

Ahora bien, cada región escoge los suyos y Santander eligió como Senadores a: Jonathan Ferney Hernández, Miguel Ángel Pinto, Jaime Durán, José Alfredo Marín, Fabián Díaz Plata, Gustavo Moreno y Gloria Inés Flórez.

Por su parte, los Representantes a la Cámara actualmente son: Álvaro Leonel Rueda Caballero, Cristian Danilo Avendaño Fino, Erika Tatiana Sánchez Pinto, Jairo Reinaldo Cala Suárez, Juan Manuel Cortés Dueñas, Luis Eduardo Díaz Mateus, Mary Anne Andrea Perdomo y Oscar Leonardo Villamizar Meneses.

Esos son los nombres que se deben tener en cuenta y sobre los cuales debemos ejercer una vigilancia permanente y al centímetro, pues lo decidido por ellos será obligatorio para todos y por tanto, si algo sale mal, serán los principales responsables de lo ocurrido y entonces tendremos que reclamarles, simplemente sancionándolos políticamente, ignorándolos y desacreditándolos para que a la hora que vuelvan a suplicar los votos que los lleven a pelechar las jugosas prebendas burocráticas por otros cuatro años, se encuentren con la sorpresa de que se les está pasando la cuenta de cobro por la forma equivocada como actuaron.

Es importante saber, no solo qué piensan, sino cómo terminan votando pues ellos son perfectos políticos y todos sabemos que esa especie social anuncia lo que los electores quieren oír, pero terminan votando de acuerdo con la mermelada que les ofrezcan.

La invitación es que a partir de la fecha dejemos atrás la indiferencia y empecemos juiciosamente a hacer el seguimiento a los debates en el Congreso y determinemos cómo votan los personajes atrás relacionados; si esto se hace en todos los departamentos muy seguramente, por lo menos, les estorbaremos el actuar enmermelado de nuestros nunca bien ponderados padres de la patria.

Defendamos con carácter el hoy para no tener que lamentar el mañana.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad